A ESCAPE LIBRE

    2
    Titulo original: Échappement libre / A escape libre / Scappamento aperto / Der Boß hat sich was ausgedacht
    Año: 1964
    País: Francia –España – Italia -Alemania
    Duración: 105 min.
    Dirección: Jean Becker
    Guión: Didier Goular, Maurice Fabre, Luis Marquina, Claude Sautet y Jean Becker, con diálogos de Daniel Boulanger, según una novela de Clet Coroner
    Música: Gregorio García Segura y Martial Solal

    Intérpretes

    Jean-Paul Belmondo, Jean Seberg, Enrico Maria Salerno, Renate Ewert, Jean-Pierre Marielle, Diana Lorys, Wolfgang Preiss, Fernando Rey, Michel Beaune, Roberto Camardiel, Xan das Bolas, Petar Martinovitch, Carmen de Lirio, Fernando Sancho, Gert Fröbe, Margarita Gil, José María Caffarel, Rafael Luis Calvo, José Jaspe, J. Mac, Dominique Zardi y Giacomo Furia.

    Sinopsis

    Cerca de la frontera franco suiza un coche avanza a gran velocidad. Dentro, David (Jean-Paul Belmondo) y Daniel (Michel Beaune). En la aduana, un policía se interesa por las cámaras fotográficas que llevan. Responden que son periodistas. Llegan a Ginebra, en donde se reúnen con Greener (Wolfgang Preiss), al que entregan el contrabando de piedras preciosas que transportan. Greener ofrece un importante trabajo a David pero le pone como condición que se busque otro fotógrafo. En París, David recibe la visita de Ferham (Gert Froebe), que le explica el trabajo: pasar una gran cantidad de oro al Líbano, entregándole un coche Triump deportivo con la mercancía oculta en algún lugar del vehículo. David y Olga (Jean Seberg), su nueva compañera, emprenden la marcha. Al llegar a Beirut la policía les detiene registrando el coche sin encontrar nada. En el hotel, Olga informa a David que el Triump que han registrado no es el que conduce, sino otro igual que venía en el barco. Una vez hecho el cambio del automóvil, David se da cuenta de que bajo la pintura de la carrocería se encuentra el preciado metal. Camino de Alepo, y atravesando el desierto. David sugiere a Olga apoderarse del coche y repartir las ganancias, pero ella no quiere saber nada del asunto y trata de disuadirle. Pero David insiste en su propósito y telefonea a Roma a su amigo Mario (Enrico María Salerno), que le da una dirección en Atenas donde podrá vender el contrabando. En Atenas, David va a casa de Stephanides (Roberto Camardiel). Al entrar, tres hombres le golpean. Entre ellos reconoce a Ferham. Lucha con ellos y logra escapar. Regresa al hotel en busca de Olga, pero esta ha huido. Decide entonces ir a Patri en su coche y desde allí parte a la costa italiana en una barcaza, en la que también viaja el automóvil. Desde Bari vuelve a llamar a Mario y este le da una nueva dirección, ahora en Nápoles. Puesto en contacto con Van Houde (Jean-Pierre Marielle), quedan de acuerdo en llevar la mercancía a las afueras, en la carretera del Vesubio. A la hora prevista, David, conduciendo el Triump, llega el primero al lugar de la cita, pero a los pocos minutos, aparece Van Houde acompañado por Ferham. David logra escapar y llega a Roma. En casa de Mario, éste le dice que le ha llamado Olga desde Goteberg y le ha dejado sus señas. En Goteberg se encamina hacia la dirección encontrándose con Olga. La chica le pregunta por el coche y Mario insiste en que lo ha vendido, aunque al final acaba confesándole que el vehículo llegará al día siguiente, y que una vez vendido el oro, se casarán. En el puerto, ven como la grúa desembarca el automóvil. Ferham y sus hombres se acercan. De repente la grúa se desploma y el coche se incendia. Ferham y sus hombres corren hacia el automóvil. Las placas de oro de la carrocería se deshacen. La policía se acerca a Ferham mientras David y Olga se alejan juntos.

    Comentario

    Cuatro años después de encarnar a la pareja de out-siders de “Al final de la escapada”, de Jean- Luc Godard, Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg volvieron a reunirse en un film de similares propuestas, sobre los avatares de una pareja de contrabandistas de oro y piedras preciosas. La particular química desprendida por ambos intérpretes en la citada obra maestra de Godard vuelve a aparecer en esta película de aventuras y acción, que dirige Jean Becker, Jean Becker, hijo del mítico Jacques Becker. A destacar que uno de los ayudantes de dirección es Costantin Costa-Gavras.