COCKTAIL

    3
    Titulo original: Cocktail
    Año: 1988
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min.
    Dirección: Roger Donaldson
    Guión: Heywood Gould.
    Música: J. Peter Robinson. Temas musicales: All Shook Up, interpretado por Ry Cooder; Tutti Frutti, interpretado por Little Richard; That Hypnotizing Boogie, interpretado por David Wilcox

    Intérpretes

    Tom Cruise, Bryan Brown, Elisabeth Shue, Lisa Banes, Kelly Lynch, Gina Gershon, Laurence Luckinbill, Ron Dean, Robert Donley, Ellen Foley, Andrea Morse, Chris Owens, Justin Louis, John Graham, Richard Thorn, Robert Greenberg, Sandra Will Carradine, E. Hampton Beagle, Richard Livingston, Jean St. James, Jeff Silverman y Marykate Harris.

    Sinopsis

    Brian Flanagan (Tom Cruise) es un ambicioso joven que acaba de licenciarse en el ejercito y para costearse sus estudios universitarios comienza a trabajar como barman, gracias a que el experimentado Doug Coughlin (Bryan Brown), un brillante profesional, le ayuda llega a convertirse en un ídolo de los clubs nocturnos de la alta sociedad de la noche neoyorquina. Cuando le ofrecen un suculento trabajo en el Caribe, no se lo piensa, pero sus ambiciones se desmoronan tras conocer a Jordan Money (Elisabeth Shue), con la que mantiene un ardiente romance que introducirá una nueva perspectiva en sus aspiraciones profesionales.

    Comentario

    Un típico producto al servicio del lucimiento personal de Tom Cruise que utiliza una novela de Heywood Gould, uno de los representantes del llamado realismo sucio estadounidense, para lucir su habilidad manejando la coctelera. Interpreta a un gigoló ambicioso que debe decidir entre quedarse con una chica joven o una mujer madura, las dos son millonarias a las que el protagonista impresiona con sus habilidades tras la barra del bar. El director Roger Donaldson pone una estética publicitaria al servicio de su protagonista y muestra su habilidad para crear un producto brillante de donde prácticamente no había tema alguno. Tom Cruise, tras su descubrimiento en Risky Business, se acabó de consagrar con esta película que posee un perfecto acabado formal. A destacar también la presencia de Elisabeth Shue, todavía una muchachita, que se consagraría años después con Leaving Las Vegas.