DESAFÍO EN LA CIUDAD MUERTA

    2
    Titulo original: The law and Jake Wade
    Año: 1958
    País: EE.UU.
    Duración: 86 min.
    Dirección: John Sturges
    Guión: William Bowers, basado en una novela de Marvin H. Albert.
    Música: John Williams.

    Intérpretes

    Robert Taylor, Richard Widmark, Patricia Owens, Robert Middleton, Henry Silva, DeForest Kelley, Burt Douglas, Eddie Firestone y Richard H. Cutting

    Sinopsis

    Jake Wade (Robert Taylor), destacado miembro de una banda de forajidos que comanda Clint Hollister (Richard Widmark), desaparece de repente sin dejar el menor rastro, pero llevándose un botín, en lingotes de oro, producto de un atraco a un banco que la banda había perpetrado. Hollister jura vengarse del traidor en cuanto caiga en sus manos. Con el paso de los años, Jake Wade se regenera y llega a ser jefe de la policía de una pequeña ciudad del Estado de Nuevo México. Allí está a punto de casarse con Peggy Carter (Patricia Owens), hija de una de las familias más influyentes de la región, cuando se entera que en un pueblo cercano ha sido detenido su viejo compañero Clint Hollister, que está a punto de ser ejecutado en la horca. Jake acude a salvar al viejo compañero, pero cuando Hollister recupera la libertad y descubre a Wade, le secuestra junto a Peggy, llevándolos a las montañas en que se supone que Jake guarda el botín de aquel famoso robo. Para obtener la información que necesita, somete a los secuestrados a dolorosas torturas.

    Comentario

    Uno de los westerns con los que John Sturges renovó el género en los años 50 y en el que, por primera vez, aparecen leves aspectos crepusculares en los personajes. Dos fuertes personalidades frente a frente: Robert Taylor que interpreta a un sheriff que debe se debe volver a enfrentar a su turbulento pasado que creía ya superado, y un antiguo compañero de fechorías (insuperable Richard Widmark), que vuelve a reaparecer en su vida reclamándole parte de un botín en lingotes de oro que tiene escondido. Sturges le da un ritmo ligero resultando entretenido y brillante.