DOBLE VIDA

    2
    Titulo original: A Double Life
    Año: 1947
    País: EE.UU.
    Duración: 107 min.
    Dirección: George Cukor
    Guión: Ruth Gordon y Garson Kanin
    Música: Miklós Rózsa.

    Intérpretes

    Ronald Colman, Signe Hasso, Edmond O'Brien, Shelley Winters, Ray Collins, Philip Loeb, Millard Mitchell, Joe Sawyer, Charles La Torre, Whit Bissell, John Drew Colt, Peter M. Thompson, Elizabeth Dunn, Alan Edmiston, Art Smith, Sid Tomack, Wilton Graff, Harlan Briggs, Claire Carleton, Betsy Blair, Janet Warren, Marjorie Woodworth y Guy Bates Post.

    Sinopsis

    Anthony John (Ronald Colman), famoso actor trágico de Nueva York, se deja convencer por el empresario Max Lasker (Philip Loeb) y el director Victor Donlan (Ray Collins) a quién debe sus mayores éxitos, de que elmejor papel para su carrera artística es el del celoso Otelo de Shakespeare. En su decisión entra el hecho de que la coprotagonista es su ex mujer Brita Kaurin (Signe Hasso), de la que aún está enamorado. Comienzan los ensayos y con ellos una exaltación en Tony que pronto reviste caracteres patológicos. En vano, Brita, que lo conoce bien, trata de calmarle por todos los medios que le sugiere su amor aún vivo. Anthony interviene en los más nimios detalles delmontaje de la obra, aterrorizando con sus bruscos y violentos cambios de humor, a cuantos entran en contacto con él. De tal modo se identifica con el personaje dramático, que olvida ellenguaje habitual y comienza a hablar en rima y de forma grandilocuente, como su personaje. Una noche, ya en vísperas del estreno y más exaltado que nunca, Anthony, vagando, llega al barrio latino de Mulberry Street, entra en el café Venezia y se sienta en una mesa. Pat Kroll (Shelley Winters), bella camarera del establecimiento, se enamora de él a primera vista y emplea sus ardides de mujer de tal modo que logra atraerlo a su nuevo piso. Una vez en él, el actor sucumbe a su obsesión.

    Comentario

    Uno de los muchos homenajes de George Cukor al mundo del teatro, un delicioso melodrama en torno a un actor brillante pero con problemas, capaz de transformarse cada vez que sale a escena. Está protagonizado por un Ronald Colman que hace aquí uno de sus mejores trabajos, por el que ganó un Oscar. La película parte de un excelente guión de Ruth Gordon y Garson King, que sabe dar profundidad psicológica a los personajes y mostrar a la vez todos los entresijos del mundo de las bambalinas. En un papel secundario aparece Shelley Winters, en uno de sus primeros trabajos ante las cámaras. A destacar también la excelente banda sonora de Miklos Rozsa, ganadora del segundo Oscar de este filme.