DOS TRAMPOSOS CON SUERTE

    1
    Titulo original: Let's Do It Again
    Año: 1975
    País: EE.UU.
    Duración: 110 min.
    Dirección: Sidney Poitier
    Guión: Herb Gardner, basado en su propia obra de teatro.
    Música: Curtis Mayfield. Temas musicales interpretados por The Staple Singers

    Intérpretes

    Sidney Poitier, Bill Cosby, Calvin Lockhart, John Amos, Jimmie Walker, Ossie Davis, Denise Nicholas, Lee Chamberlin, Mel Stewart, Julius Harris, Paul E. Harris, Val Avery, Morgan Roberts, Talya Ferro, Doug Johnson, Richard Young, Cedric Scott, Billy Eckstine, George Foreman, Med Flory, Erica Hagen, Jayne Kennedy y Rodolphus Lee Hayden

    Sinopsis

    Clyde Williams (Sidney Poitier) y Billy Foster (Bill Cosby) son dos hombres de color de Atlanta que deciden ganar un dinero fácil para destinarlo a los fondos de su comunidad local, un grupo fraternal denominado Hijos e Hijas de Shaka Lodge. Juntos viajan a Nueva Orleans para organizar un gran combate de boxeo, si bien, su objetivo final es suscitar el interés por las apuestas. Al mismo tiempo, pretenden convertir, utilizando las dotes de hipnotizador de Clyde, al escuálido y desamparado Bootney Farnsworth (Jimmie Walker) en boxeador. Su estratagema atrae la atención del capo de la mafia Biggie Smalls (Calvin Lockhart) que, al ver a Bootney, decide apostar una gran cantidad de dinero en su contra. Mientras los dos timadores apuestan todo su dinero por el escuálido chico que bajo la hipnosis se transforma en una auténtica máquina de lucha y logra vencer en el combate. Ya con todo el dinero de las apuestas en sus manos, Clyde y Billy regresan a Atlanta, pero la banda de Biggie descubre la treta y va tras ellos para recuperar el dinero.

    Comentario

    Tras unos años alejado del cine, Sidney Poitier regresó con esta comedia en donde trabaja a ambos lados de la cámara, tanto como director (es su cuarta realización) como protagonizándola. Es una historia deudora de El golpe, que pone humor a un típico esquema de intriga, con la historia de dos truhanes que se sirven de los poderes hipnóticos de uno de ellos para triunfar en el mundo del boxeo. Ante la cámara y como coprotagonista, Poitier coloca a su lado a otro cómico de color, Bill Cosby, mucho antes de que se hiciera famoso con su show de televisión.