DUELO EN LA ALTA SIERRA (1962)

    2
    Titulo original: Ride the High Country
    Año: 1962
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: Sam Peckinpah
    Guión: N.B. Stone Jr.
    Música: George Bassman Temas musicales: “When the Roll Is Called Up Yonder”; y “For She's a Jolly Good Fellow”

    Intérpretes

    Randolph Scott, Joel McCrea, Mariette Hartley, Ron Starr, Edgar Buchanan, R.G. Armstrong, Jenie Jackson, James Drury, L.Q. Jones, John Anderson, John Davis Chandler, Warren Oates, Alice Allyn, Oscar Blank, Chet Brandenburg, Don Brodie; Chris Carter, Byron Foulger, Frank Hagney, Percy Helton, Victor Izay, Don Kennedy, Jack Kenny, Donald Kerr, Mina Martinez, Charles McQuary, Michael T. Mikler, Spec O'Donnell, Carmen Phillips, Myrna Ross, Wayne Tucker y Chalky Williams.

    Premios

    Nominada al Premio Bafta de la Academia de Cine Británico a la Mejor Actriz Revelación (Mariette Hartley)

    Sinopsis

    Steve Judd (Joel McCrea), un antiguo agente forestal que en su tiempo gozó de una extraordinaria reputación, se ha convertido en el custodio de los diversos cargamentos de oro con destino a diferentes entidades bancarias. Se le encarga el trabajo de extraer el oro extraido de una mina situada en lo más abrupto de una sierra, hasta una de las sucursales del banco para el que trabaja. El cargamento de oro está valorado en varios millones de dólares. Para este trabajo Steve Judd requiere la colaboración de un antiguo compañero de los tiempos en que era agente federal, Gil Westrum (Randolph Scott) y de un muchacho joven llamado Keck (Ron Starr), que con este trabajo inicia una serie de aventuras peligrosas. Lo que Judd ignora es que su viejo amigo tiene un plan para quedarse con el oro, con o sin su consentimiento. Durante el camino los tres hombres se verán involucrados con Elsa (Mariette Hartley), una muchacha que desea escapar de su padre y, luego, con el novio de la joven y sus psicopáticos hermanos.

    Comentario

    Western crepuscular, obra maestra de Sam Peckinpah, que gira en torno a dos viejos pistoleros que se unen para cuidar un cargamento de oro. Las diferentes intenciones de cada uno les llevan a enemistarse. Los dos protagonistas ven cómo la entrada del siglo XX trae nuevas ideas y nuevos conceptos, uno de ellos lo asume, pero el otro no. Tras un enfrentamiento con la MGM, Peckinpah consiguió el control total sobre el metraje y montaje del filme.