EL CASTAÑAZO

    1
    Titulo original: Slap Shot
    Año: 1977
    País: EE.UU.
    Duración: 123 min.
    Dirección: George Roy Hill
    Guión: Nancy Dowd.
    Música: Pierre Tubbs. Temas musicales: Right Back Where We Started From, Sorry Sems to be The Hardest Word, interpretado por Elton John, Rhiannon (Will You Ever Win), interpretado por Fleetwood Mac, Say You Love Me, interpretado por Fleetwood Mac, A Little Bit South of Saskatoon, interpretado por Sonny James y You Make me Feel Like Dancing, interpretado por Leo Sayer.

    Intérpretes

    Paul Newman, Strother Martin, Michael Ontkean, Jennifer Warren, Lindsay Crouse, Jerry Houser, Andrew Duncan, Jeff Carlson, Steve Carlson, David Hanson, Yvon Barrette, Allan F. Nicholls, Brad Sullivan, Stephen Mendillo e Yvan Ponton.

    Sinopsis

    Los Chiefs, un equipo de hockey sobre hielo de tercera categoría de la ciudad de Charlestown, están liderados por su entrenador y jugador Reggie Dunlop (Paul Newman). El conjunto es el hazmerreir de su propia afición y no hace más que acumular derrota tras derrota, lo que le lleva inexorablemente a su desaparición. Para conseguir que asista más público a los partidos, el propietario de ficha a tres jugadores de aspecto estrafalario, tres hermanos apellidados Hanson, Jeff (Jeff Carlson), Steve (Steve Carlson) y Jack (David Hanson), cuya función es, literalmente, atacar y machacar al contrario, lo que entusiasma a la masa de seguidores que van aumentando sin cesar y aplauden como locos. Los Hanson revolucionarán el concepto de juego de los Chiefs, haciéndolo mucho más agresivo y salvaje. Así comenzarán a ganar partidos y a convertirse en ídolos de la afición.

    Comentario

    George Roy Hill vuelve aquí a trabajar con Paul Newman, su actor favorito en el que fue su tercer y último encuentro, tras Dos hombres y un destino y El golpe. Robert Redford se perdió esta vez el evento beneficiándose de ello Michael Ontkean y un repertorio de secundarios especializados en papeles de duros. El toque suave de la función lo aportan Jennifer Warren y Melinda Dillon. Una sarcástica comedia deportiva con desenlace dramático en torno a un equipo de hockey sobre hielo que lleva toda la temporada perdiendo partidos fáciles toma la resolución de emplear la violencia como forma de reacción. Ni que decir tiene que la cosa termina a palo limpio.