EL EXPRESO DE MEDIANOCHE

    2
    Titulo original: Midnight Express
    Año: 1978
    País: EE.UU. - Gran Bretaña
    Duración: 120 min.
    Dirección: Alan Parker
    Guión: Oliver Stone, basado en el libro de William Hayes y William Hoffer.
    Música: Giorgio Moroder. Tema musical: Istanbul Blues, de David Castle.

    Intérpretes

    Brad Davis, Irene Miracle, Bo Hopkins, Paolo Bonacelli, Paul L. Smith, Randy Quaid, Norbert Weisser, John Hurt, Mike Kellin, Franco Diogene, Michael Ensign, Gigi Ballista, Kevork Malikyan, Peter Jeffrey, Joe Zammit Cordina, Yashaw Adem, Raad Rawi, Tony Boyd, Michael Yannatos, Vic Tablian y Ahmed El Shenawi.

    Sinopsis

    En los años 70, Billy Hayes (Brad Davis), un joven turista estadounidense es detenido en el aeropuerto de Estambul cuando se dispone a subir a un avión, llevando ocultos en su cuerpo, pegados con esparadrapo, varios paquetes que contienen una pequeña cantidad de hachís. Billy es condenado a 30 años y enviado a una cárcel de máxima seguridad. Dentro de la cárcel vivirá un verdadero infierno y conocerá a otros presos de distintos países occidentales, todos ellos víctimas de un racismo y xenofobia feroz. La escasa higiene, el hacinamiento, las vejaciones a las que es sometido y la dureza de los guardias de seguridad harán que intente tomar el llamado Expreso de Medianoche, nombre que los presos llaman a escaparse de la prisión

    Comentario

    El primer gran éxito internacional del británico Alan Parker con una película que ilustra la terrible odisea en las cárceles turcas de un joven norteamericano llamado tras ser detenido en el aeropuerto de Estambul con un importante alijo de droga. El hoy cotizado realizador Oliver Stone es el firmante de un habilidoso guión, basado en un hecho real, que permite a Parker recrear en impactantes imágenes, el trato vejatorio dispensado al protagonista por los policías turcos, lo que le lleva finalmente a tomar la decisión de acometer un espectacular plan de fuga. La sugerente banda sonora tecno de Giorgio Moroder, que obtuvo el Oscar a la mejor música de aquel año, y las notables interpretaciones del prematuramente desaparecido Brad Davis, el genial John Hurt y Randy Quaid contribuyeron de manera decisiva al resonante éxito de taquilla de este filme.