EL GRAN COMBATE (1964)

    2
    Titulo original: Cheyenne Autumn
    Año: 1964
    País: EE.UU.
    Duración: 165 min.
    Dirección: John Ford
    Guión: James R. Webb, basado en las novelas de Howard Fast ("The Last Frontier") y Mari Sandoz.
    Música: Alex North. Temas musicales: “Oh, Dem Golden Slippers”; y “The Yellow Rose of Texas”

    Intérpretes

    Richard Widmark, Carroll Baker, Karl Malden, Sal mineo, Dolores del Río, Ricardo Montalbán, Gilbert Roland, Arthur Kennedy, James Stewart, Edward G. Robinson, Patrick Wayne, Elizabeth Allen, John Carradine, Victor Jory, Mike Mazurki, George O'Brien, Sean McClory, Judson Pratt, Carmen D'Antonio, Ken Curtis, Al Bain, Walter Baldwin, Bill Borzage, Danny Borzage, Willis Bouchey, Rudy Bowman, Lee Bradley, Joe Brooks, Harry Carey Jr., Dan Carr, Dave Dunlop, Jeannie Epper, Stephanie Epper, Shug Fisher, James Flavin, William Forrest, Jerry Gatlin, Donna Hall, Sam Harris, Chuck Hayward, William Henry, Harry Hickox, Bryan, “Sli” Hightower, Harry Holcombe, Nancy Hsueh, Michael Jeffers, Ben Johnson, Eddie Juaregui, Syl Lamont, Steven Manymules, Ted Mapes, Mae Marsh, Mathew McCue, Philo McCullough, Joe McGuinn, John McKee, David Miller, Louise Montana, Montie Montana, Charles Morton, Nanomba “Moonbeam” Morton, Many Muleson, Zon Murray, James O'Hara, Denver Pyle, John Qualen, Walter Reed, Chuck Roberson, John Roy, Bing Russell, Charles Seel, Ted Smile, Dean Smith, Cap Somers, Mary Statler, Bert Stevens, Harry Strang, Bill Williams, Jack Williams y Carleton Young .

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Fotografía. Nominada al Globo de Oro al Mejor Actor Secundario (Gilbert Roland).

    Sinopsis

    En la década de 1860, el Gobierno de los Estados Unidos decreta que los indios cheyenes, con quienes se había firmado un tratado, fuesen confinados en una reserva de Oklahoma, a muchos kilómetros de distancia de sus territorios originales. Una vez allí, los cheyennes se encontraron con un desolador entorno en el que la mera supervivencia apenas era posible. Cansados de esperar a que se les haga justicia, los cheyenes rompen su acuerdo y abandonan la reserva en la que han sido confinados para regresar a sus tierras de Yellowstone. Los doscientos ochenta y seis supervivientes siguen a sus jefes Cuchillo sin filo (Gilbert Roland) y Pequeño lobo (Ricardo Montalban) a lo largo de más de mil kilómetros, acompañados por la maestra cuáquera Deborah Wright (Carroll Baker) y perseguidos por un destacamento de soldados bajo el mando del capitán Thomas Archer (Richard Widmark). Cuando les quedan otros mil kilómetros de camino están agotados, se han dividido ente los seguidores de Cuchillo sin filo y Pequeño lobo y la situación cada día es peor, el capitán Thomas Archer viaja a Washington para ver al secretario del interior Carl Schurz (Edward G. Robinson) y ponerlo al corriente de la situación para que se entreviste con los jefes cheyenes y vuelvan a sus tierras de Yellostone. Paralelamente, entre los hombres blancos surgen diversos conflictos entre quienes les apoyan y los que pretenden que regresen a la reserva que se les había asignado.

    Comentario

    El último western que rodó el gran John Ford, ya con 70 años, que se inscribe dentro de la vertiente crepuscular y melancólica del género, uniéndose así a “Centauros del desierto” y a “El hombre que mató a Liberty Balance” en una visión de un Oeste cambiante donde la masiva llegada de la civilización deja de lado al espíritu de los pioneros. Ford narra la trágica huida de un reducido grupo de indios cheyenes, perseguidos por la caballería de los Estados Unidos, desde una reserva de Oklahoma hasta su territorio de origen. Una reivindicación pro india en donde muestra a unos pieles rojas desposeídos y humillados en busca de sus tierras ancestrales, símbolo de sus señas de identidad. En pequeños personajes aparecen Ben Johnson, James Stewart o Edward G. Robinson (que sustituyó en un personaje pensado para Spencer Tracy cuando este se puso enfermo), que fueron intérpretes habituales de John Ford. Al no poder repetir la escena entre el delegado del gobierno y los jefes cheyenes, Ford la resuelve con transparencias. De las tres horas originales la Warner impuso diversos cortes hasta dejar el filme en 165 minutos lo que deja sin sentido una parte centrar de humor lo que deja sin sentido una partida de cartas entre Wyatt Earp, Doc Holliday y un oficial de la caballería.