EL HIJO DE KONG (1933)

    1
    Titulo original: The Son of Kong
    Año: 1933
    País: EE.UU.
    Duración: 70 min.
    Dirección: Ernest B. Schoedsack
    Guión: Ruth Rose.
    Música: Max Steiner. Temas musicales: Columbia, the Gem of the Ocean, interpretado por The Statue of Liberty, The Runaway Blues, interpretado por Helen Mack y The Glow Worm.

    Intérpretes

    Robert Armstrong, Helen Mack, Frank Reicher, John Marston, Victor Wong, Edward Brady, Cy Clegg, Steve Clemente, Harry Cornbleth, Nathan Curry, F. Garrety, J. Goff, Lawrence Green, Oscar Dutch Hendrian, Tex Higginson, Noble Johnson, Lee Kohlmar, Ken Kuntz, Ed Lanegan, James B. Leong, Jimmy Leon, Sam Levine, Frank Mills y Frank O'Connor.

    Sinopsis

    El aventurero Carl Denham (Robert Armstrong) regresa a la isla donde fue capturado King Kong, en compañía de Hilda (Helen Mack), hija del propietario de un circo, con la esperanza de encontrar fortuna. Descubren allí al hijo de King Kong, Kiko, al que salvan de las arenas movedizas, y que pronto simpatiza con los exploradores. Denham y Hilda logran encontrar un tesoro, pero éste está protegido por un monstruo antediluviano. Ante ello recurre a la ayuda de King Kong para derrotar a la ancestral criatura. La isla es sacudida por un seísmo que sumerge bajo las aguas su mayor parte, incluyendo a Kiko, pero Hilda y Denham logran escapar.

    Comentario

    La primer película en tener una segunda parte (películas de episodios al margen) fue King Kong, de la que el mismo año de su producción, 1933, Ernest B. Schoedsack realizó, ya en solitario, El hijo de Kong, de nuevo con Robert Armstrong como protagonista, en la que los efectos especiales, de gran originalidad, superaban los de su predecesora. El guión lo vuelve a firmar Ruth Rose, la esposa de Schoedsack. Sin las sorpresas de la anterior, la película sigue conservando gran fuerza y poesía.