EL HOMBRE QUE NOS PERSIGUE

    2
    Titulo original: Les passagers
    Año: 1976
    País: Francia – Italia
    Duración: 95 min.
    Dirección: Serge Leroy
    Guión: Christopher Frank y Serge Leroy basado en la novela Shattered, de K. R. Dwyer.
    Música: Claude Bolling.

    Intérpretes

    Jean-Louis Trintignant, Mireille Darc, Bernard Fresson, Richard Constantini, Adolfo Celi, Angela Goodwin, Yves Barsacq, Francesca Benedetti, Rosine Cadoret, Marco Perrin, Magda Schirò y Wanda Tucci.

    Sinopsis

    Alex Moineau (Jean-Louis Trintignant), al volante de su Renault 5, circula por las calles de Roma. Marc (Richard Constantini), de 11 años, le acompaña. Alex acaba de casarse con Nicole (Mireille Darc) y ella se ha adelantado a París para preparar el nuevo apartamento familiar. Mientras, Alex, decide hacer el viaje por carretera en compañía de Marc, hijo de Nicole, con objeto de tener tiempo para ir conociéndose mejor. Marc le indica que están siendo seguidos por otro vehículo. Alex, no da al principio demasiada importancia al asunto, decidiendo recorrer el trayecto entre Roma y París por carreteras secundarias, sin dejar por ello de ser seguidos implacablemente convirtiéndose el viaje en una pesadilla. En una parada, Alex indica a una pareja de policías que están siendo seguidos y cuando los agentes se aproximan al otro vehículo, son abatidos por su conductor. Alex y Marc emprenden una huida, seguidos por el desconocido que parece comportarse como un maníaco, decidido a acabar con ellos. Mientras, el inspector Boetani (Adolfo Celi) inicia la investigación sobre la muerte de los dos agentes de carretera.

    Comentario

    Una historia de fuerte suspense, adaptación de una novela de K. R. Dwyer deudora de la película de Steven Spielberg El diablo sobre ruedas. Es la cuarta película de Serge Leroy, cineasta fallecido prematuramente cuando sólo había hecho 10 largometrajes, que siempre se movió entre el suspense y el thriller (Un intruso en el juego, Acoso a una mujer). A destacar el fuerte magnetismo que da Jean-Louis Trintignant a su personaje, gran parte del filme al volante de su coche, creando un personaje que pasa de la felicidad a la preocupación, al acoso, al terror y al pánico.