EL MAL AJENO

    1
    Titulo original: El mal ajeno
    Año: 2010
    País: España
    Duración: 107 min.
    Dirección: Oskar Santos
    Guión: Daniel Sánchez Arévalo
    Música: Fernando Velázquez

    Intérpretes

    Eduardo Noriega, Angie Cepeda, Belén Rueda, Carlos Leal, Clara Lago, Luis Callejo, Cristina Plazas, José Ángel Egido, Dritan Biba, Javier Coll, Ruth Armas, Marcel Borràs, Chema Ruiz, Concha Hidalgo, Carmen Losa y Ernesto Arias.

    Premios

    Seleccionada para la sección Panorama del Festival Internacional de Cine de Berlín

    Sinopsis

    Diego (Eduardo Noriega), un médico tan acostumbrado a manejar situaciones límite que se ha inmunizado ante el dolor de los demás. Trabaja en un masificado hospital de la Comunidad de Madrid, en el que se ve desbordado de trabajo. A Carlos (Luis Callejo), un paciente le ha tenido que amputar una pierna y el enfermo se muestra muy enojado con él. Se ha desconectado de su trabajo, de su pareja y de su compromiso como padre. Un día llega a urgencias una mujer herida y embarazada. Está en coma y su recuperación parece imposible. El acompañante le exige que la salve. Poco después al ir a coger su coche en el aparcamiento del hospital, ese hombre se planta ante él y, durante un inquietante encuentro, le amenaza con una pistola. Horas después Diego sólo recuerda el sonido de una detonación y la extraña sensación de haber recibido algo más que un disparo. Poco a poco va notando que ha cambiado. Parece un milagro pero logra salvar casos desahuciados. El niño de la enferma en coma nace bien y poco después ella se despierta, contra todo pronóstico. Pero esto solo es un plato de la balanza y Diego deberá tomar una decisión que sabe irreversible que afectará a su propia vida y a la de sus seres queridos.

    Comentario

    Los claroscuros de la naturaleza humana en la ópera prima de Oskar Santos, una película escrita por Raúl Sánchez Arévalo y producida por Alejandro Amenábar, una historia muy oscura sobre el dolor, físico y emocional, que también incluye un elemento fantástico. La habilidad del filme está en partir de unos elementos dramáticos muy cotidianos, para llegar a un terreno más propio del cine fantástico: Un tratamiento muy naturalista de los personajes y de las interpretaciones, que juega con la cotidianidad, lo que tiene mucho que ver con el universo de Daniel Sánchez Arévalo, para después jugar con un elemento sobrenatural más propio del mundo de Alejandro Amenábar. Esa combinación de personajes normales en situaciones paranormales remite a los cuentos clásicos y modernos y dan el mayor interés de la película.