EL MALVADO ZAROFF

    2
    Titulo original: The most dangerous game
    Año: 1932
    País: EE.UU.
    Duración: 62 min.
    Dirección: Irving Pichel y Ernest B Schoedsack
    Guión: James Ashmore Creelman y Richard Connell.
    Música: Max Steiner.

    Intérpretes

    Joel McCrea, Fay Wray, Leslie Banks, Robert Armstrong, Noble Johnson, Steve Clemente, Dutch Hendrian, William Davidson, Lon Chaney Jr., James Flavin, Hale Hamilton, Landers Stevens y Phil Tead.

    Sinopsis

    Unos turistas que viajan en un barco por el Pacífico ven como éste naufraga y la única posibilidad de salvación es llegar a una pequeña isla. El famoso cazador Bob Rainsford (Joel McCrea) y la bella Eve Trowbridge (Fay Wray) serán los únicos supervivientes en llegar a la isla que está dominada por un hombre de origen ruso llamado el Conde Zaroff (Leslie Banks). Posee un aire civilizado y racional pero su aislamiento y obsesión por la caza le han afectado. Precisamente esta mezcla de cordura y locura hacen de él una persona extraña e inquietantemente fascinante. Mientras relata su vida a sus dos huéspedes, les explica que la emoción de la caza no existe cuando la presa es simplemente un leopardo o un jaguar. Por este motivo ha decidido cazar hombres. Las víctimas pueden ir armadas con un cuchillo, cosa que el conde considera equivalente a los colmillos y garras de los animales salvajes. Después va tras ellos, provisto de arco y flechas. Como acto de caballerosidad, nunca mata a las mujeres, sólo las captura. Sus víctimas tienen un aliciente: si durante un cierto tiempo consiguen no ser cazados, obtienen la libertad.

    Comentario

    Un título clásico del cine de suspense y aventuras que desarrolla por primera vez el tema de la caza humana, que posteriormente sería imitado hasta la saciedad. Varios de los creadores de la película, como los productores Merian C. Cooper y David O. Selznick, los directores Ernest B. Schoedack e Irving Pichel, el músico Max Steiner y los actores Fay Wray, Robert Armstrong, Noble Johnson o Steve Clemente, se volverían a reunir un año después para rodar King Kong, utilizando en gran parte los mismos escenarios de esta película. A destacar la desquiciada personalidad del conde Zaroff, al que da vida de forma magistral el británico Leslie Banks, actor de origen teatral que aquí inicia su trayectoria cinematográfica, y la tenebrosa atmósfera del lugar, recreada por el director de fotografía Henry Gerrard. Excelente y antológica resulta la escena de la persecución con la jauría de perros sobre Joel McCrea y Fay Waray, excelentemente subrayada por la brillante banda sonora de Max Steiner.