EL PISITO

    3
    Titulo original: El pisito
    Año: 1958
    País: España
    Duración: 87 min.
    Dirección: Isidoro Martínez Ferry y Marco Ferreri
    Guión: Rafael Azcona y Marco Ferreri, basado en la novela El pisito, de Rafael Azcona.
    Música: Federico Contreras. Temas musicales interpretados por Antonio Aprezzesse y conjunto Blue Stars.

    Intérpretes

    Mary Carrillo, José Luis López Vázquez, Concha López Silva, Celia Conde, Ángel Álvarez, María Luisa Ponte, Andrea Novo, Gregorio Saugar, José Cordero el bombero, Rafael Azcona, Tiburcio Cámara, Manuel Agustina, Marco Ferreri, Carlos Saura y Chus Lampreave.

    Sinopsis

    Rodolfo (José Luis López Vázquez) y Petrita (Mary Carrillo) forman una de tantas parejas de novios humildes que no encuentran piso y que los años pasan sin remedio. Esperan a que fallezca doña Martina (Concha López Silva), su patrona, para heredar todas su pertenencias. Por un procurador se enteran de que a la muerte de un inquilino los derechos sobre el cuarto que ocupa pasan a ser del propietario del inmueble. La pareja continúa buscando un lugar en el que cobijarse, pero Petrita, desesperada, se da cuenta de que la única solución para su futuro es que Rodolfo se case con doña Martina. Así se lo hacen saber y en esa situación vivirán varios años, a lo largo de los cuales la pareja vivirá una situación singular. Doña Martina, está muy ilusionada y rejuvenecida; Rodolfo vive a lo grande con el dinero de su vieja compañera, aunque bien es verdad que se ha encariñado un poco con ella, y teme casarse con Petrita, quien ya no es la misma que cuando se conocieron. Al cabo de dos años, una enfermedad acaba con la vida de doña Martina. Estando de agonía Petrita decide hacerse con la casa, despide a los otros huéspedes y busca la cartilla de ahorros de la anciana. La moribunda en su último respiro dice a la pareja donde guarda la cartilla. Su muerte supone para Rodolfo el reencontrarse con una vida que quizá inconscientemente ha estado retrasando, aunque es consciente que ahora ya no tiene obstáculo alguno que se lo impida. Quizás esa nueva vida será, finalmente, la de siempre. Así lo piensa cuando despiden el furgón camino del cementerio.

    Comentario

    Una de las grandes obras maestras del cine español de posguerra, una aproximación satírica al tema del problema de la vivienda en la España de posguerra que, con guión de Rafael Azcona, el italiano Marco Ferreri dirigió en 1958 con la colaboración de Isidoro Martínez Ferry y cuyo tema todavía hoy alcanza una significación casi trágica para la vida de algunos jóvenes. Una reflexión pesimista sobre las perspectivas vitales y el horizonte moral en el que habitan dos jóvenes ya maduros que llevan doce años alargando el noviazgo y postergando su matrimonio ante la imposibilidad de poder comprar una vivienda. Una genial comedia negra que retrata la sociedad española del franquismo, que queda descrita a través de una galería de personajes mezquinos, avaros e interesados, víctimas de esquemas convencionales y tabúes ancestrales.