EL QUIMÉRICO INQUILINO

    2
    Titulo original: Le locataire
    Año: 1976
    País: Francia – EE.UU.
    Duración: 125 min.
    Dirección: Roman Polanski
    Guión: Gérard Brach y Roman Polanski, basado en la novela Le locataire, de Roland Topor.
    Música: Philippe Sarde.

    Intérpretes

    Roman Polanski, Isabelle Adjani, Melvyn Douglas, Jo Van Fleet, Bernard Fresson, Lila Kedrova, Claude Dauphin, Claude Piéplu, Rufus, Romain Bouteille, Jacques Monod, Patrice Alexsandre, Jean-Pierre Bagot, Josiane Balasko, Michel Blanc, Florence Blot, Louba Chazel, Jacques Chevalier, Shelley Winters, Jacky Cohen, Eva Ionesco y Gérard Jugnot.

    Sinopsis

    Trelkovsky (Roman Polansli), un polaco nacionalizado francés alquila un modesto apartamento en París. La anterior inquilina, una joven llamada Simone Choule, se ha arrojado por la ventana en extrañas circunstancias y agoniza en el hospital y Trelkovsky la visita. Es así como conoce a Stella (Isabelle Adjani), una amiga de la suicida. Pronto el nuevo inquilino descubre que su casa es un auténtico descenso al infierno. Trelkovsky es un hombre tímido e introvertido. Sus vecinos le acusan de hacer demasiado ruido y proponen expulsarle del edificio. El inquilino es objeto de la ira de todos sus vecinos, que con la señora Dioz (Jo Van Fleet) y la conseje (Shelley Winters) al frente, martirizan también, a base de peticiones, a la pobre señora Gardérian (Lila Kedrova) y a su joven hija enferma. El hombre es vampirizado paulatinamente por la antigua moradora, que finalmente muere en el hospital dejando toda su ropa en el apartamento, vestidos que fascinan a Trelkovsky. Los consejos de Scope (Bernard Fresson), un compañero de oficina y el amor de Stella en el que se ha rufugiado, no pueden impedir que la salud psíquica del inquilino se degrade a pasos agigantados, mientras descubre con pavor, que sus vecinos se pasan horas inmóviles frente a los retretes comunes que están frente a su ventana. Finalmente, maquillado, con una extrema debilidad y vestido con la ropa de la muerta, Trelkovsky se arroja por la ventana.

    Comentario

    La película más febril de Polanski, una disección de la parnoia. Simple, pura y electrizante, es una película que recoge elementos tanto de Repulsión como de La semilla del diablo. El tema es una adaptación de una novela de Roland Topor que Polanski hace suya, llevando la narración por ambientes opresivos y fantásticos. El propio director interpreta al protagonista contando con una joven Isabelle Adjani y los veteranos Mervyn Douglas y Shelley Winters a su lado. Entre los personajes secundarios se pueden encontrar rostos que posteriormente se harán muy populares en el cine francés como los de Josiane Balasko, Michel Blanc o Gérard Jugnot.