EL SECRETO DE LA PIRÁMIDE

    1
    Titulo original: Young Sherlock Holmes
    Año: 1985
    País: EE.UU.
    Duración: 109 min.
    Dirección: Barry Levinson
    Guión: Chris Columbus
    Música: Bruce Broughton.

    Intérpretes

    Nicholas rowe, Alan Cox, Sophie Ward, Anthony Higgins, Susan Fleetwood, Freddie Jones, Nigel Stock, Roger Ashton-Griffiths, Earl Rhodes, Brian Oulton y Patrick Newell.

    Sinopsis

    Londres en 1870, pocas semanas antes de Navidad. Un muchacho regordete, con un traje que le queda apretado y llevando nerviosamente en su mano una tarta de nata, va camino hacia su nuevo colegio. John H. Watson (Alan Cox) es un chico de campo que no se siente cómodo en la capital. En el dormitorio del impresionante colegio, su mirada es atraída por la silueta de un muchacho junto a una ventana que toca el violín. Comienza a presentarse, pero el otro le interrumpe y procede a darle una exacta lista de los intereses de Watson y su historia familiar. Esta apabullante capacidad de deducción deslumbra al futuro Dr. Watson. En realidad acaba de conocer al joven Sherlock Holmes (Nicholas rowe). Inevitablemente, ambos compañeros se ven envueltos en su primera aventura criminológica. Esta se centra en las misteriosas muertes de algunos distinguidos y muy mayores hombres de Londres. Entre las víctimas se encuentra un pintoresco viejo profesor del colegio que ha estado obsesionado con la idea de volar en una máquina que él mismo ha inventado. La hermosa sobrina del profesor se une a Holmes y Watson en la búsqueda de pistas para los crímenes. Esta investigación les llevará a los alrededores del Londres victoriano y al templo de un siniestro culto religioso.

    Comentario

    Una producción de Steven Spielberg que muestra a un joven Sherlock Holmes resolviendo su primer caso a la vez que debe enfrentarse por primera vez con Moriarty, su eterno enemigo. Parte de un guión firmado por Chris Columbus, el director de Sólo en casa, que especula sobre lo que pudo haber sucedido si Holmes y su amigo Watson se hubiesen conocido cuando eran estudiantes. Es la tercera película que dirigió Barry Levinson. Una película que después de los créditos finales, aún encierra una sorpresa.