EL SUEÑO ETERNO

    1
    Titulo original: The Big Sleep
    Año: 1946
    País: EE.UU.
    Duración: 114 min.
    Dirección: Howard Hawks
    Guión: William Faulkner, Leigh Brackett y Jules Furthman, basado en la novela homónima de Raymond Chandler.
    Música: Max Steiner. Tema musical: And Her Tears Flowed Like Wine, interpretado por Lauren Bacall.

    Intérpretes

    Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Charles Waldron, Martha Wickers, John Ridgely, Dorothy Malone, Peggy Krudsen, Regis Toomey, Charles D. Brown, Bob Steele, Elisha Cook Jr., Louis Jean Heydt, Pat Clark, James Flavin, Thomas E. Jackson, Trevor Bardette, Joy Barlow, Max Barwyn, Deannie Best, Tanis Chandler, Jack Chefe, Joseph Crehan, Sonia Darrin, Carole Douglas y Jay Eaton.

    Sinopsis

    En Hollywood, el rico, viudo y viejo general Sternwood (Charles Waldron) contrata al detective privado Philip Marlowe (Humphrey Bogart) al que le encarga que investigue la desaparición de uno de sus hombres de confianza y que descubra quién chantajea, con fotos comprometedoras, a su hija menor, Carmen Sternwood (Martha Wickers). El asunto se complica cuando la hija mayor, Vivian Sternwood (Lauren Bacall), soberbia e imperiosa, mal educada e provocativa, que también se mueve en círculos poco recomendables y ha tenido varios matrimonios, descubre que su hermana ha matado a uno de sus chantajistas. Marlove descubre a Carmen Sternwood en la casa de un hombre que según dice, se dedica al negocio de libros raros, drogada y vestida únicamente con un kimono chino tras someterse a una sesión de fotos para los clientes del dueño de la casa. Vivian trata de ayudar a su hermana y se enamora de Marlowe, que logra detener al malvado Eddie Mars (John Ridgely), que está detrás del asunto.

    Comentario

    La novela homónima del especialista en narraciones policiacas Raymond Chandler es origen de dos películas muy distintas. Por un lado este clásico del cine negro, escrito por el famoso novelista William Faulkner y los hábiles guionistas Leigh Brackett y Jules Furthman, dirigido y producido con su habitual eficacia por Howard Hawks y protagonizado por los recién casados Humphrey Bogart y Lauren Bacall. Destacan las relaciones de Philip Marlowe con las muchas mujeres que lo rodean y los eficaces y divertidos diálogos, frente a una historia demasiado complicada y apoyada en la palabra. La complejidad de la trama da lugar a un famoso intercambio de telegramas entre Hawks y Chandler sobre la autoría de uno de los asesinatos que jalonan la historia, pero queda sin aclarar. Por otro lado una rutinaria y poco atractiva producción titulada en castellano Detective privado (1977), del torpe realizador británico Michael Winner, que se limita a trasladar la acción al Reino Unido, no aclara la compleja trama, carece de estilo y atmósfera y solo cuenta con un amplio reparto de nombres conocidos, a cuya cabeza se sitúa Robert Mitchum en el papel de Philip Marlowe