EL VIENTO NOS LLEVARÁ

    2
    Titulo original: Bad ma ra khahad bord / Le vent nous empotrera / The Wind Will Carry Us
    Año: 1999
    País: Irán – Francia
    Duración: 117 min.
    Dirección: Abbas Kiarostami
    Guión: Abbas Kiarostami.
    Música: Peyman Yazdanian.

    Intérpretes

    Behzad Dourani, Noghre Asadi, Roushan Karam Elmi, Bahman Ghobadi, Reihan Heidari, Masood Mansouri, Ali Reza Naderi, Frangis Rahsepar, Masoameh Salimi, Farzad Sohrabi y Lida Soltani.

    Sinopsis

    Un equipo de cine dirigido por Behzad Dourani llega a Siah Dareh, un pequeño pueblo del Kurdistán iraní a 700 kilómetros de Teherán, para realizar el rodaje de un film sobre un entierro según las costumbres locales. El film comienza con la espera, ese tiempo muerto que transcurre mientras la muerte de una anciana que tiene 100 o 150 años, según su nieto, demora su llegada. La irrupción del equipo de filmación supondrá un cambio total en la vida de los habitantes del pueblo, convencidos de que en realidad este grupo de forasteros se dedica a la búsqueda de tesoros en el cementerio local. Mientras esperan, es imposible utilizar el teléfono móvil para llamar a Teherán por falta de cobertura, sólo funciona en la cumbre de un cerro cercano al cual el director, al que los lugareños le adjudican el honroso título de ingeniero, acude corriendo frecuentemente. En ese camino, de la espera de la muerte, y de la filmación, el director aprenderá una nueva visión que le hará replantear su vida, muy relacionada con su amistad reciente con un niño de la villa. Los días se suceden rutinariamente y sin novedad, las llamadas se vuelven más apremiantes, y una y otra vez el director debe repetir su viaje al cementerio. La cámara filma el recorrido de su camioneta por otro camino circular, permaneciendo fija en el mismo lugar, con la misma luz, captando los mismos movimientos, una y otra vez, hasta volverse un ritual. Pero la cuarta vez que sucede no resulta igual a la primera: para entonces, la impaciencia del director y su equipo ha ido en aumento, y se evidencia el extremo de incomprensión de la gente de la ciudad, que le exige la seguridad de que algo sucederá próximamente. La exasperación del director estalla y su enojo se vuelca contra los más débiles: el muchachito que lo asiste en la aldea y una tortuga, obvio símbolo, que se cruza en su camino. El equipo de filmación terminará marchándose dando la impresión de no haber encontrado lo que buscaban.

    Comentario

    El director iraní Abbas Kiarostami vuelve a sorprender con su particular visión cinematográfica con una película donde se mezclan, como es habitual en sus obras, la ficción y la realidad sin que se distingan muy bien las fronteras entre ambas. En esta ocasión se basa en un poema de Forough Farrokhzad para realizar esta película, un documento sobre la vida rural de sus compatriotas y un ejemplo más de lo que Kirostami define como cine inacabado, defendido por el director con el argumento de que las historias impecables no dejan espacio para la intervención del público. Kiarostami deslumbró con El sabor de la cerezas y desde ese momento fue reconocido como cabeza de un grupo más grande de directores iraníes que se han ido descubriendo con los años, especialmente en los festivales internacionales. En el caso de Kiarostami, tras una primera etapa en la que se encarga del descubrimiento del mundo desde la mirada de los niños, ¿Dónde está la casa de mi amigo?, se entrega en sus últimos trabajos a los influjos de la poesía popular puesta en relación con los valores inherentes al ser humano, así como a mostrar el artificio cinematográfico en ese contexto. Ganadora de varios premios en el Festival de Venecia, El viento nos llevará, cuyo título titulo hace referencia a la superficialidad de la existencia y en el que Kiarostami defiende la tradición pero critica sutilmente el integrismo, nos recuerda que nuestra vida, ante todo, es una hoja que un día inevitablemente el viento arrastrará, pero que a pesar de la muerte habrá valido la pena vivirla.