FRAY ESCOBA

    3
    Titulo original: Fray Escoba
    Año: 1961
    País: España
    Duración: 98 min.
    Dirección: Ramón Torrado.
    Guión: Ramón Torrado y Jaime G. Herranz, basado en un argumento de Jaime García Herranz, inspirado en la vida de san Martín de Porres.
    Música: Manuel Parada.

    Intérpretes

    René Muñoz, Juan Calvo, José Luis González, Esther Zulema, Jesús Tordesillas, Marta Ducal, Alfredo Mayo, Félix Dafauce, Mariano Azaña, Roberto Rey, Inmaculada Pérez, José Alvarfez Lepe, Xan das Bolas, Ángel Álvarez, Bernabe Barta Barri, José Bódalo, Joaquín Burgos, Juan Cazalilla, Rodolfo del Campo, Miguel Del Castillo, Luis Domínguez Luna e Irán Eory.

    Sinopsis

    Hijo de un caballero español, virrey del Perú (Alfredo Mayo) y de una mulata panameña (Esther Zulema), nace en Lima en 1579, Martín de Porres (René Muñoz) es educado por su padre y entra en un convento, asignándosele las tareas de barrendero, por lo que los demás frailes le llaman Fray Escoba, viviendo entre la bondad del portero fay Barragán (Juan Calvo) y el prior (Jesús Tordesillas). Pronto descubre atónito cómo Dios le gasta bromas, valiéndose de él para hacer prodigios que asombran a los hombres. Es unas veces la cesta de la que Fray Martín extrae cosas para los pobres pedigüeños, y que nunca se agota; es ese estar en dos lugares al mismo tiempo; es hacer que los ratones, que infestan el convento, le obedezcan saliendo a la huerta antes de que el sacristán acabe con ellos por destrozones. Fray Martín, como un niño, va al Cristo de la Sala Capitular a pedirle explicaciones, a quejarse de su comportamiento para con él. Se diluyen, entre tanto, los años, y tras el frailecillo queda una estela de caridad: orfanatos, asilos… todo hecho simplemente, poquito a poco, de cualquier manera. Además, tiene un breve encuentro con santa Rosa de Lima (Iran Eory) en mitad de la calle. Y todo sin abandonar su escoba incansable, que barre y barre, con el polvo de los suelos, los odios de las almas. Un día Fray Martín debe irse, y se va porque es de obediencia. Se va hacia las mansiones eternas.

    Comentario

    Recreación de la vida de san Martín de Porres, un humilde fraile dominico peruano de finales del siglo XIX, cuyo enorme éxito de taquilla propició que el director Ramón Torrado rodase otras dos películas con su protagonista, el mulato René Muñoz, otras dos películas religiosas, Cristo negro, en 1962 y ¡Bienvenido padre Murray! en 1963, con las que forma una trilogía.