FURIA ESPAÑOLA (1975)

    3
    Titulo original: Furia española
    Año: 1975
    País: España
    Duración: 81 m.
    Dirección: Françesc Betriú
    Guión: Françesc Betriú y José Luis García Sánchez
    Música: Juan Bracons y Manuel Cubedo. Temas musicales: “Si quisieras olvidar”, interpretado por Enzo Lupo; “Obrero emigrante”, interpretado por Perlita de Huelva; “Porque tú eres”, interpretado por Chelo; “Perdido amor”, interpretado por Rumba Tres; “Lluna d´amor”; y “Azul y grana”.

    Intérpretes

    Casto Sendra “Cassen”, Mónica Randall, Carlos Ibarzábal, Ovidi Montllor, Rosa Gil, María Francia, Rosa Morata, Dolores Continente, Andrés García Lorca, Josefina Tapias, Juan Fernández, Sara Grey, Francisco Jarque, José Llasat, Manuel Muñiz, Juan Patiño, Esther Riera, Fernando Caro, Alfred Lucchetti, Mark Galuska, Steve Galuska, Salvador Price, Francisco Vilardaga, María Dolores Mancebo, Marion Kubli, Antonio España, José Tortosa, Llàtzer Escarceller, Cristina Trejo, Miquel Bordoy y José María Cañete.

    Sinopsis

    Sebastián (Cassen), un cobrador de Las Golondrinas (las motoras que hacen un pequeño recorrido turístico por el puerto de Barcelona), vive sólo, sin más aliciente que el fútbol, siendo un acérrimo seguidor del Barça, y su habitual visita al Barrio Chino los sábados por la noche. Un día Don Amadeo (Carlos Ibarzábal), un compañero, le presenta a su hija Juliana (Mónica Randall), que no cejará en la caza y captura de Sebastián con fines matrimoniales, hasta que se queda embarazada. Se tiene que celebrar una boda a toda prisa que, para mala suerte del novio, coincide con en enfrentamiento entre el Barcelona y el Real Madrid, lo que provocará que recién casado, abandone el festejo y acuda al campo a apoyar a su equipo.

    Comentario

    Una película que ironiza la pasión por el fútbol a través de un forofo culé que lleva su pasión por el Barça a tal extremo que toda su vida está condicionada por el partido del domingo y por el triunfo de su equipo. Es la segunda película dirigida por Betriu ("La plaza del Diamante", "Requiem por un campesino español" o "El paraíso ya no es lo que era"), que muestra a través del humor una agria y repulsiva visión de la vida y la sociedad española del final del franquismo. Betriú hace una película sobre la alienación, utilizando el fútbol como el típico opio del pueblo con el que los personajes llegan a sublimar las frustraciones propias de una época que el director ridiculiza con dureza, siempre entre el realismo más crudo y la comedia de tintes sociales, pero manteniendo un cariño hacia todos sus personajes. En este sentido el personaje de Cassen, con todo lo ridículo y esperpéntico de su actitud, resulta entrañable. Françesc Betriú, que estudio en la Escuela Oficial de Cinematografía de Madrid, es compañero de generación de directores como José Luis García Sánchez, que en sus inicios, aún en vida de Franco y con una férrea censura vigente, se plantearon el humor como vehículo para hablar de la esperpéntica sociedad que les rodeaba y, en la medida de lo posible, para renovar la enquilosada temática del cine español de la época. La película estuvo prohibida hasta después de la muerte de Franco.