HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABAN (2004)

    3
    Titulo original: Harry Potter and the Prisoner of Azkaban
    Año: 2004
    País: Gran Bretaña
    Duración: 135 min.
    Dirección: Alfonso Cuarón
    Guión: Steve Kloves, basada en la novela homónima de J.K. Rowling.
    Música: John Williams. Temas musicales: "A Winter's Spell"; y "La Cumparsita", interpretado por Alfred House Orchestra.

    Intérpretes

    Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Richard Griffiths, Pam Ferris, Fiona Shaw, Harry Melling, Adrian Rawlins, Geraldine Somerville, Lee Ingleby, Lenny Henry, Jimmy Gardner, Gary Oldman, Jim Tavaré, Robert Hardy, Abby Ford, Oliver Phelps, James Phelps, Chris Rankin, Julie Walters, Bonnie Wright, Mark Williams, David Thewlis, Devon Murray, Warwick Davis, Alan Rickman, Maggie Smith, Robbie Coltrane y Emma Thompson.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Música y a los Mejores Efectos Visuales. Premio Bafta de la Academia de Cine Británico del Público. Nominada al Bafta a los Mejores Efectos Visuales, al Mejor Maquillaje y al Mejor Diseño de Producción.

    Sinopsis

    Harry Potter (Daniel Radcliffe) y sus amigos Ron Weasley (Rupert Grint) y Hermione Granger (Emma Watson) vuelven para pasar su tercer año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería donde los adolescentes se ven obligados a hacer frente a sus más oscuros temores cuando se enfrentan a un peligroso prisionero que se ha fugado y a los igualmente terribles Dementores que son enviados allí para protegerles. Harry Potter, de 13 años, está pasando a regañadientes otro verano más con los Dursley, sus deprimentes parientes, portándose bien mientras se aburre y sin practicar ningún tipo de magia. Es decir, hasta que la mandona hermana del tío Vernon (Richard Griffiths), la tía Marge (Pam Ferris), viene de visita. Tía Marge ha sido especialmente horrible con Harry y esta vez le presiona tanto que él accidentalmente hace que se hinche como un monstruoso globo y se vaya a la deriva. Temiendo el castigo de sus tíos (y la repercusiones que tendrá en Hogwarts y en el Ministerio de Magia, que prohíben terminantemente a los estudiantes hacer hechizos en el mundo no mágico), Harry huye en medio de la noche. Rápidamente es recogido por el Autobús Noctámbulo, un fantástico vehículo violeta de tres pisos que le lleva al pub del Caldero Chorreante. Al llegar, Harry es recibido por el Ministro de Magia, Cornelius Fudge (Robert Hardy), que inexplicablemente no le castiga por su indebida hechicería y en lugar de ello insiste en que pase la noche en el Caldero Chorreante antes de volver a Hogwarts. Resulta que la razón por la que Fudge no expulsa a Harry es que un peligroso y enigmático mago, Sirius Black (Gary Oldman), se ha escapado de la Prisión de Azkaban y se cree que está buscando a Harry. Según la leyenda Black fue el responsable de llevar a Lord Voldemort hasta los padres de Harry y de la posterior muerte de éstos, y ahora está decidido a matar también a Harry. Por lo tanto, el único lugar seguro para él está en Hogwarts. Pero, para empeorar las cosas, en Hogwarts se alojan los aterradores guardas de Azkaban, los Dementores, que se han instalado en el colegio para tratar de proteger de Black a Harry y al resto de los estudiantes. Los Dementores absorben las almas de sus presas y desgraciadamente para Harry parecen sentirse inexplicablemente atraídos por él. Su inquietante presencia deja helado de terror al joven mago, dejándole prácticamente indefenso, hasta que el profesor Lupin (David Thewlis), el nuevo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, enseña a Harry cómo utilizar el Encantamiento Patronus para protegerse de los efectos paralizantes de los Dementores.

    Comentario

    Tras las dos primeras entregas de la taquillera serie cinematográfica basada en las populares novelas de J.K. Rowling, el director Chris Columbus, que permaneció como productor, cedió el testigo de la dirección al mexicano Alfonso Cuarón. Con guión de Steve Kloves (2Los fabulosos Baker Boys", "Jóvenes prodigiosos"), el gran mérito de Cuarón fue dotar a las aventuras de Harry Potter de un nuevo aire, más adulto y siniestro, permitiendo que las tramas crezcan con los personajes, como ocurría en la novela. Precisamente por su experiencia en películas infantiles y juveniles tan sinceras como "La princesita" o "Y tu mamá también", el director se esforzó en mostrar personajes de carne y hueso, por encima del derroche de efectos visuales de una superproducción como ésta. Acompaña este cambio el tratamiento visual, más oscuro e inquietante, del director de fotografía Michael Seresin ("La vida de David Gale", "Falsa identidad", "Las cenizas de Ángela"). Como siempre, la banda sonora es obra del gran John Williams ("Atrápame si puedes", "Minority Report", "Star Wars"), que obtuvo una nueva nominación al Oscar por este trabajo, lo mismo que el departamento de efectos visuales. Repiten aquí los tres jóvenes protagonistas, Daniel Radcliffe como el talentoso Harry Potter, Rupert Grint como su fiel amigo Ron Weasley y Emma Watson en el papel de la estudiante más espabilada de Hogwarts, Hermione Granger. Los estudiantes han cumplido ya trece años y entran en la adolescencia. Una de las consignas de Cuarón fue que este hecho se hiciera notar desde el principio, adaptando incluso la forma de lucir los uniformes escolares a las modas actuales. Tras el fallecimiento de Richard Harris, Michael Gambon ("Camino a la guerra", "Sleepy Hollow") lo sustituye en el papel del viejo director Dumbledore.