HELLRAISER (LOS QUE TRAEN EL INFIERNO)

    3
    Titulo original: Hellraiser
    Año: 1987
    País: Gran Bretaña
    Duración: 94 min.
    Dirección: Clive Barker
    Guión: Clive Barker.
    Música: Christopher Young.

    Intérpretes

    Andrew Robinson, Clare Higgins, Ashley Laurence, Sean Chapman, Oliver Smith, Robert Hines, Anthony Allen, Leon Davis, Michael Cassidy, Frank Baker, Kenneth Nelson, Gay Baynes, Niall Buggy, Dave Atkins, Oliver Parker, Pamela Sholto, Doug Bradley, Nicholas Vince, Simon Bamford, Grace Kirby, Sharon Bower, Raul Newney.

    Sinopsis

    Frank Cotton (Sean Chapman) adquiere el llamado cubo de Lamont, una especie de acertijo tridimensional que, según se dice, abre las puertas al infierno y a más de un placer sádico. Una noche desentraña la apertura del mismo, pero en lugar de encontrar los placeres prometidos, encuentra dolor y tortura. El cubo abre el portal a los Cenobitas, guardianes del infierno liderado por Pinhead (Doug Bradley), quienes prodigan a Frank todo tipo de suplicios y sangrientos placeres antes de morir. El espíritu de Frank queda encerrado en la casa familiar. Diez años después el hermano de Frank, Larry (Andrew Robinson), y su mujer, Julia (Clare Higgins), que había sido amante de Frank, se mudan allí. Larry tiene un pequeño accidente en la mudanza: se hace una herida en la mano y su sangre cae al suelo y es absorbida por la casa. Esa sangre hace revivir a Frank, pero éste necesita mucha más sangre para que su cuerpo se recomponga totalmente. Para ello convence a Julia, para que traiga a personas a casa a las que puedan matar y conseguir así su total resurrección. Pero Kirsty, la hija de Larry, descubre lo que su madrastra está haciendo y le roba la caja. Al abrirla reaparecen los Cenobitas y Kirsty les propone a cambio de su vida, la de su tío Frank, que escapó de sus garras.

    Comentario

    Primer largometraje del escritor y autor teatral Clive Barker (Razas de noche, El señor de las ilusiones) para el que se basó en su novela Hellbound Heart. Barker incorpora a Hellraiser algunas obsesiones que estaban ya en su obra literaria: amores tortuosos, basados en pulsiones sadomasoquistas, imaginería de cuero y cadenas. Sin embargo, lo fundamental de la película fue la creación de un elemento iconográfico nuevo del cine de horror, los cenobitas y su líder, Pinhead (Cabeza de Clavos). Los cenobitas existieron realmente, pero Baker los convirtió en moradores de las Regiones del Dolor, a quienes se puede acceder por un extraño cubo de Rubik denominado La Configuración del Lamento, y que, de acuerdo a cierta posición, abre las puertas interdimensionales para que estos ángeles-demonios accedan a nuestra realidad. Debido al éxito alcanzado por la película, se hicieron más: Hellbound: Hellraiser II (1988), Hellraiser III: Infierno en la Tierra (1992), Hellraiser IV: Bloodline Story (1996), Hellraissr: Resurrection (2000), Hellraiser: Infierno (2000) y Hellraiser: Hellseeker (2002) todas con menor repercusión que la primera y en las que Clive Baker participó en el guión o como productor ejecutivo. Es una historia opresiva, rodada con pocos medios y que sin embargo logra crear una atmósfera inquietante y terrorífica. La mejor de la saga.