INSPECTOR LAVARDIN

    2
    Titulo original: Inspecteur Lavardin
    Año: 1986
    País: Francia - Suiza
    Duración: 100 min.
    Dirección: Claude Chabrol
    Guión: Claude Chabrol y Dominique Roulet, con diálogos de Dominique Roulet.
    Música: Musica: Matthieu Chabrol. Temas musicales: A Training Song, interpretada por Kalashnikov, Too late, interpretada por Kalashnikov, C’est ma vie y C’est pas trop tard.

    Intérpretes

    Jean Poiret, Jean-Claude Brialy, Bernardette Lafont, Jean-Luc Bideau, Jacques Dacqmine, Hermine Clair, Pierre-François Duméniaud, Florent Gibassier, Guy Louret, Jean Depussé, Marc Adam, Michel Dupuy, Serge Feuillet, Michel Fontayne, Philippe Froger, Chantal Grebbet, Claire Ifrane, Hervé Lelardoux, Lisa Livane, Robert Mazet, Guy Parigot, Maurice Regnaut y Odette Simoneau.

    Sinopsis

    Raoul Mons (Jacques Dacqmine) un famoso escritor católico, que lleva una vida austera con su mujer Hélène (Bernardette Lafont), la hija de ésta, una joven adolescente fruto de un anterior matrimonio de Hélène, llamada Verónique (Hermine Clair) y el hermano de Hélène, Claude Alvarez (Jean-Claude Brialy), es asesinado. El cadáver de Mons ha aparecido completamente desnudo en la playa con la palabra cerdo escrita sobre él. El inspector Lavardin (Jean Poiret) se encarga de investigar el caso, descubriendo que Hélène resulta ser una antigua amiga de juventud. Lavardin habla con familiares y vecinos, descubriendo que el primer marido de Hélène, el padre de Veronique, desapareció en un barco junto a la mujer de Claude, sin encontrarse nunca sus cuerpos. Hélène guardó fidelidad a la memoria de aquel hombre hasta que decidió tiempo después, casarse con Raoul Mons. Lavardin habla con un tal Max Charnet (Jean-Luc Bideau) dueño de un club nocturno de moda muy frecuentado por los jóvenes del lugar. Descubre que Veronique se escapa todas las noches de casa para bailar en el local, al que también acudía el escritor, que llevaba una doble vida…

    Comentario

    Claude Chabrol recupera el personaje del inspector Lavardin, que ya había aparecido en Pollo al vinagre, en una película que potencia las principales características aparecidas en la anterior: descripción de la vida burguesa en una pequeña población, cinismo y un soterrado sentido del humor. El propio Chabrol reconoció en una ocasión que el personaje de este inspector de policía era sin duda, el más inteligente de cuantos había creado. La fuerza del personaje reside, como en el filme anterior, en la extraordinaria interpretación que de Lavardin hace Jean Poiret.