KIRIKÚ Y LA BRUJA (1998)

    2
    Titulo original: Kirikou et la Sorcière
    Año: 1998
    País: Francia - Bélgica - Luxemburgo
    Duración: 74 min.
    Dirección: Michel Ocelot.
    Guión: Michel Ocelot.
    Música: Youssou N’Dour.

    Premios

    Gran Premio en el Festival de Cine de Annecy 1999 a la Mejor Película de Animación.

    Sinopsis

    Un pequeño pueblo perdido en cualquier lugar de la inmensidad de África. Allí, en medio de ninguna parte, nace Kirikú, una criatura distinta a todas las demás. Kirikú es un niño muy pequeño que, además de andar y hablar desde muy temprana edad, sabe exactamente lo que quiere incluso, antes de su nacimiento. Es independiente, generoso y valiente, cualidades que necesitará emplear a fondo porque Kirikú ha nacido en un poblado africano sobre el que la terrible y hermosa bruja Karabá ha extendido un maleficio: no hay flores, ni agua, tienen que entregarle tributos y no quedan hombres, porque según creen los habitantes del poblado, se los ha comido la bruja. Pero el valiente Kirikú, que parece tener el valor suficiente para enfrentarse a la bruja, emprenderá un viaje lleno de peligros y aventuras hasta la montaña prohibida donde está su abuelo, el sabio de la montaña, quien conoce a Karabá y sus secretos y que parece ser el único capaz de responder a sus profundas y continuas preguntas y, a la vez, indicarle el camino de la liberación. A lo largo de su aventura, Kirikú establecerá una relación especial con los animales de la selva que le ayudarán a descubrir el secreto de cómo derrotar a la bruja Karabá, convirtiéndose así en el nuevo rey de la selva.

    Comentario

    Esta película es una recopilación de diferentes relatos y leyendas africanas que Michel Ocelot, director de la película, escuchó durante su infancia en Guinea. Ocelot, también responsable del guión y de los dibujos, es autor de varios cortos de animación, género al que ha dedicado su carrera, premiados en festivales internacionales: Los tres inventores (1980), La légende du pauvre bossu (1982), Les quatre voeux (1987) y La princesse des diamants (1988). El proceso de realización Kirikú y la bruja, que consiguió el premio a la mejor película de animación del Festival de Annecy, tuvo lugar en África, se prolongó a lo largo de cinco años de trabajo encarnizado, con batallas diarias para financiar la película y garantizar su terminación. La banda sonora corre a cargo de Youssou N'Dour, famoso compositor senegalés, que ofrece una colorista selección de temas musicales de claro matiz étnico interpretados con instrumentos tradicionales. Kirikú y la bruja es una sencilla película de dibujos para toda la familia, mezcla de modernidad y antigüedad, y radicalmente alejada de las superproducciones animadas con tecnologías digitales que dominan las pantallas dentro del cine de dibujos.