LA CHAQUETA METÁLICA

    2
    Titulo original: Full metal jacket
    Año: 1987
    País: EE.UU.- Gran Bretaña
    Duración: 113 min.
    Dirección: Stanley Kubrick
    Guión: Michael Herr y Stanley Kubrick, basado en la novela The Short Timers, de Gustav Hasford.
    Música: Vivian Kubrick (como Abigail Mead). Temas musicales: "Hello Vietnam", interpretado por Johnny Wright; "These Boots Are Made For Walking", interpretada por Nancy Sinatra; "Wooly Bully"; "The Marines Hymn"; "Surfin Bird"; y "Paint it Black", interpretado por The Rolling Stones.

    Intérpretes

    Matthew Modine, Adam Baldwin, Vincent D’Onofrio, R. Lee Ermey, Dorian Harewood, Arliss Howard, Kevyn Major Howard, Ed O’Ross, John Terry, Kieron Jecchinis, Bruce Boa, Kirk Taylor, Jon Stafford, Tim Colceri, Ian Tyler, Gary Landon Mills, Sal Lopez, Papillon Soo, Ngoc Le, Peter Edmund, Tan Hung Franciona, Leanne Hung, Marcus D’Amico, Costas Dino Chimona, Gil Koppel, Keith Hodiak, Peter Merrill, Herbert Norville y Nguyen Hue Phong.

    Premios

    Oscar al Mejor Guión Adaptado. Nominado al Globo de Oro en la categoría de Mejor Actor Secundario (R. Lee Ermey). Nominada a los Premios Bafta de la Academia Británica de Cine en las categorías de Mejor Sonido y Mejores Efectos Especiales. Premio David di Donatello de la Academia de Cine Italiano a la Mejor Película Extranjera.

    Sinopsis

    Una patrulla de rudos infantes de la marina norteamericana llega a una isla en donde es sometida a un duro adiestramiento para combatir en Vietnam. Esa instrucción, además de física, será psicológica, para lo cual el primer paso es anular la personalidad de cada individuo mediante una apariencia exterior similar de todos los marines y el cambio de sus nombres por apodos. Tras semanas de instrucción, la patrulla es enviada a Indochina para hacer frente a la ofensiva bélica de la batalla de Hue, el momento culminante y decisivo del Tet, que en 1968 cambió el curso de la guerra de Vietnam. Allí viven un nuevo infierno del que muchos ya no regresarán.

    Comentario

    Stanley Kubrick volvió aquí al cine bélico, que ya había desarrollado desde otra perspectiva, en "Senderos de gloria", con una película sobre la guerra del Vietnam que consta de dos partes muy diferenciadas: La primera muestra la instrucción militar que les anula la personalidad y en la que la sexualidad toma un papel preponderante. La segunda mitad sitúa a estos marines en pleno campo de batalla, en la ciudad de Hue durante la ofensiva del Tet. En este marco de dolor y muerte se opera una metamorfosis final del protagonista, que como todos los personajes de las películas de Kubrick están sometidos a una dolorosa transformación, a través de su bautismo de sangre y fuego. La muerte es mostrada por Kubrick con una estremecedora frialdad (secuencia de la lenta agonía de la francotiradora del Vietcong). Es una película casi fantasmagórica, realizada con gran rigor documental, tanto en su concepción como en su planificación, algo normal tratándose del talante perfeccionista de Kubrick. Rodada en Inglaterra, la película muestra la cara más sórdida y cruel de la guerra a través del duro retrato que hace de sus personajes, adiestrados para matar a cualquier precio, jóvenes psicológicamente indefinidos a los que se prepara para ser asesinos como única forma de probarse así mismos su hombría.