LA DELGADA LÍNEA ROJA (1998)

    3
    Titulo original: The Thin Red Line
    Año: 1998
    País: EE.UU.
    Duración: 170 min.
    Dirección: Terrence Malick.
    Guión: Terrence Malik, según la novela de James Jones.
    Música: Hans Zimmer. Música adicional: Francesco Lupica y John Powell. Temas musicales: "The Unanswered Question"; "In Paradisium"; y "Prophecy of the Serbian Village Kremma".

    Intérpretes

    Sean Penn, Jim Caviezel, Kirk Acevedo, Penelope Allen, Simon Billig, Adrien Brody, Norman Patrick Brown, Ben Chaplin, George Clooney, John Cusack, Jarrod Dean, Matt Doran, Travis Fine, Paul Gleeson, Benjamin Green, Woody Harrelson, David Harrod, Don Harvey, Kengo Hasuo, Ben Hines, Danny Hoch, Robert Roy Hofmo, Thomas Jane, Mark Boone Junior, Elias Koteas, Nick Nolte, John C. Reilly, John Savage, John Travolta, Miranda Otto, Nick Stahl, Jared Leto y John Dee Smith.

    Premios

    Nominada al Oscar en las categorías de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía, Mejor Música Original, Mejor Montaje, Mejor Guión Adaptado y Mejor Sonido. Oso de Oro del Festival Internacional de Cine de Berlín. Oso de Plata al Mejor Director.
    Nominada al Premio César de la academia de Cine Francesa a la Mejor Película Extranjera.

    Sinopsis

    Segunda Guerra Mundial, batalla de Guadalcanal, en el Pacífico Sur. Unidades de refresco del ejército de los Estados Unidos se disponen a relevar a otras tropas de infantería de marina que están completamente agotadas por los violentos combates. En un principio, estos soldados desembarcan en la isla de Guadalcanal sin oposición. Pero, según se van aproximando a los puntos más elevados, los nidos de ametralladoras y el fuego de los morteros de los japoneses les hace regresar a la cruda realidad de que la victoria no se alcanzará sin verter antes un río de sangre. En el fragor de la contienda, hay tiempo para observar la valentía y la cobardía de estos hombres, el modo de enfrentarse a una muerte inevitable

    Comentario

    Nick Nolte, George Clooney, John Travolta, Woody Harrelson, John Cusack, Sean Penn, Adrien Brody, Jared Leto, Ben Chaplin, John Savage, Elias Koteas, John C. Reilly y los descubrimientos de los ahora establecidos Jim Caviezel, Tim Blake Nelson, Thomas Jane y Nick Stahl conforman uno de los repartos más deslumbrantes de las últimas décadas jamás reunidos en una película norteamericana. Un grupo salvaje pleno de talento por el que cualquier director mataría. Y es que incluso estrellas establecidas como el último galán hollywoodiense de moda, George Clooney, aceptó ponerse el uniforme del capitán Charles Bosche para una sola secuencia con frase única. Muchos de los números uno de entre los actores norteamericanos de varias generaciones se pusieron a la lista de espera para ser elegidos y aparecer en el gran acontecimiento que supuso el regreso de Terrence Malick a la dirección para adaptar el drama bélico escrito por James Jones y ubicado en la batalla por la isla de Guadalcanal durante la II Guerra Mundial tras 20 años de descanso sabático del director. Muchos fueron los elegidos. Además de los que integran el reparto final hubo otros actores que lograron papeles en trabajos que finalmente quedaron eliminados del montaje final. Entre otros, actores soberbios del voltaje de Viggo Mortensen, Bill Pullman, Billy Bob Thornton, el joven Lukas Haas y el veterano Martin Sheen, que había sido Kit, el protagonista de su "Malas Tierras" en 1973. Otros trabajos sufrieron significativos recortes. Porque no es que Clooney rodara únicamente la famosa secuencia de patriótica arenga sino que rodó varias, que Malick también decidió eliminar en la sala de montaje. Y uno de los roles principales en el guión -coescrito por el propio Malick y el novelista Jones-, el del capitán Fife, interpretado por Adrien Brody quedó reducido a una presencia continua pero únicamente en posesión de una sola frase de diálogo. En el lado de los veteranos, son Nick Nolte y John Travolta los más beneficiados en cuanto a cantidad de tiempo y calidad dramática en la historia. De hecho, Nolte y su coronel Gordon Tall llegaban en uno de sus mejores momentos, tras su nominación al Oscar por su inestable sheriff Wade Whitehouse de "Affliction" (Paul Schrader, (1997) y el violento Jake McKenna de "Giro al infierno" (Oliver Stone, 1997). Travolta, en la segunda etapa de su carrera, llegaba de un gran éxito y un fracaso ("Cara a cara", de John Woo y "Michael", de Nora Ephron, respectivamente). De entre los jóvenes, el peso del protagonismo recae sobre los muy fiables y siempre excelentes Sean Penn y John Cusack. Director y actor, Penn es el símbolo del rebelde de Hollywood. Siempre en películas a contracorriente, personajes complejos y al servicio de directores con reputación de auteurs. Así, unió el nombre de Malick con su sargento Edward Welsh a una carrera que incluye trabajos para Woody Allen, Kathryn Bigelow, Spike Jonze, Oliver Stone, Jim Jarmusch, Brian de Palma, Martin Scorsese, John Schlesinger, Dennis Hopper, David Fincher, Nick Cassavetes y Neil Jordan, entre otros. Su trabajo complementa al del eficiente John Cusack, otro actor exigente consigo mismo aunque de personalidad pública menos conflictiva. Tras trabajar con Stephen Frears y Woody Allen ("Los timadores" y "Balas sobre Broadway") y antes de Ser John Malkovich, de Spike Jonze, protagonizó la película de Malick en el papel del reflexivo capitán John Gaff. Y es que "La delgada línea roja" narra una de las batallas decisivas en el frente japonés, pero lo hace a través de las razones de cada uno para luchar -gloria, democracia, patriotismo, supervivencia- y reflexiones, durante los raros momentos de tranquilidad, acerca de la búsqueza de un sentido a la irracionalidad de la guerra. Aunque es una película coral, "La delgada línea roja" permite a cada actor tener sus propios momentos. La película adquiere a veces matices de poema y, también, de ensoñación. Y más que concentrarse en la violencia y destrucción de la guerra, los diálogos y soliloquios de los actores, permiten a Malick elevar cuestiones filosóficas acerca de la lucha entre el hombre y la naturaleza, la guerra frente a la paz y el Mal enfrentándose al Bien. Sólo un riguroso reparto de magníficos actores llevó a buen puerto tamaña empresa.