LA FERIA DE LAS VANIDADES (2004)

    3
    Titulo original: Vanity Fair
    Año: 2004
    País: EE.UU. - Gran Bretaña
    Duración: 135 min.
    Dirección: Mira Nair.
    Guión: Matthew Faulk, Mark Skeet y Julian Fellowes, basado en una novela de William Makepeace Thackeray.
    Música: Mychael Danna. Temas musicales: “She Walks in Beauty”, interpretado por Sissel; “The Polonaise”; “The Waltz”; “The Mermaids Song”, interpretado por Custer LaRue; “El Salam”, interpretado por Hakim; “Over the Mountains/The Great Adventurer”, interpretado por Custer LaRue; “Carillon de Dunkerque”; “Such a Lovely Family”; “Now Sleeps the Crimson Petal”, interpretado por Custer LaRue; y “Gori Re/O Fair One”, interpretado por Shankar Mahadevan and Richa Sharma.

    Intérpretes

    : Gabriel Byrne, Reese Witherspoon, Angelica Mandy, Roger Lloyd-Pack, Ruth Sheen, Kate Fleetwood, Lillete Dubey, Romola Garai, Tony Maudsley, Deborah Findlay, John Franklyn-Robbins, Paul Bazely, Rhys Ifans, Jonathan Rhys Meyers, Charlie Beall, David Sterne, Bob Hoskins, Douglas Hodge, Meg Wynn Owen, Georgina Edmonds, Emilie Richardson, Tim Preece, Geraldine McEwan, Natasha Little, Eileen Atkins, James Purefoy, Helen Coker, Tim Seely, Jim Broadbent, Sophie Hunter, Paul Bentall, Sean McKenzie, Kathryn Drysdale, John Woodvine, Barbara Leigh-Hunt, Nicholas Jones, Sian Thomas, Trevor Cooper, Brian Pettifer, Steven Elder, Gabrielle Lloyd, William Melling, Daniel Hay, Niall O`Brien, Anu Gopalakrishnan, Tom Beard, Roma Edmonds, Gledis Cinque, Thomas Grant, Kelly Hunter, Camilla Rutherford, Alexandra Staden, Jonny Phillips, Richard McCabe, Virendra Saxena, Bruce Mackinnon, Matthew Horne, Tim Bentinck, Andrew Price, Tom Sturridge, Chloe Treend, Stefane Sauer, Nicole Forbes, Amanda Courtney-Davies, Louise Weekley, Lene Langgaard, Sarah Mogg, Tracey Lushington, Sandy Borne, Stephenie McMillan, Suzanne Thomas, Mari Baade, K. Knight, Sylvano Clarke ... Dancer: Slave Dance, Max Bollinger, Tom Fox Davies, Will Irvine, Tatiana Lavrentieva, Robert Pattinson, Vijay Raaz, Jade Ramsey y Nikita Ramsey.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Rebecca Sharp (Reese Witherspoon), hija de un paupérrimo artista inglés y de una corista francesa, se queda huérfana a muy temprana edad. Cuando sale de la Academia de la señorita Pinkerton (Ruth Sheen), en Chiswick, donde es internada, Becky está decidida a ascender en la escala social, para lo cual pone en juego todas sus armas. Todas sus esperanzas se basan en su trabajo como gobernanta de las hijas de un aristócrata venido a menos, el excéntrico sir Pitt Crawley (Bob Hoskins). Aunque pronto se da cuenta de que la familia tiene títulos pero ni un céntimo, no tarda en convertirse en indispensable y en ganarse a Matilda (Eileen Atkins), la tía rica y solterona de la familia, que termina por invitarla a vivir con ella en Londres. Sin embargo todo el afecto y admiración que le inspira la inteligente joven no impide que Matilda se enfurezca al enterarse de que ha seducido al primogénito de la familia Crawley, Rawdon (James Purefoy), y se ha casado en secreto con él. A partir de aquí, la obsesión de Becky es recuperar el favor de la familia Crawley y del resto de la sociedad y, a la vez, lidiar con los apuros económicos que asfixian al matrimonio. Para ello, no dudará en explotar el interés que despierta en el poderoso marqués de Steyne (Gabriel Byrne), que se erige en su protector.

    Comentario

    Reese Witherspoon, la diminuta, sonriente, rubia, radiante y pizpireta actriz de Baton Rouge (Luisiana), sube, encarnando a Becky Sharp, un peldaño más en su imparable ascenso hacia la gloria. Desde luego, el de Becky -el personaje literario de la bella y ambiciosa trepadora social imaginado por William Makepeace Thackeray en 1848- se parece bastante al de la intuitiva y despierta aprendiza de abogada Elle Woods, quien en "Una rubia muy legal" lanzó a la Whitherspoon a la fama. Y, en cierto modo también, se empareja con la determinada escolar Tracy Flick a la que daba vida en el filme de culto "Election". Adelantada a su tiempo y dotada de una sexualidad casi animal y de una acerada inteligencia, Becky Sharp se parece a Barry Lyndon, otro personaje creado también por Thackeray. Éste escribió lo que fue considerado en su momento una sátira subversiva, pero la directora india Mira Nair la transforma en la historia de amor de una adorable mujer joven que, en pleno siglo XIX, trata de mejorar su situación social. Ubicada en Gran Bretaña, en la época de las Guerras Napoleónicas, un tiempo en que la alta burguesía ascendía a las capas aristocráticas por la vía matrimonial e incluso comprando títulos, se crea un mundo de avaricia, envidia y banalidad al que arriba la bella ambiciosa. Becky -nacida de la unión de un pintor sin éxito y una corista francesa (en la novela, la progenitora desarrollaba trabajos más inferiores y "públicos")- ha logrado, a pesar de sus orígenes, una buena educación. Pronto se encuentra rivalizando con damas para las que el dinero es el último de los problemas y su prioridad absoluta será hacer todo lo que esté en su mano por conseguirlo. Primero se siente atraída por Joseph, el hermano de su mejor amiga, Amelia Sedley, un fatuo ex oficial del ejército británico colonial en La India. Pero, más tarde, se ve subyugada por la galanura de Rawdon Crawley, el sobrino de la anciana multimillonaria Matilda Crawley. Los enamorados contraen matrimonio en secreto y la señora Crawley, una solterona algo amargada, condena a la recién casada a la categoría de "doña nadie" y deshereda a su sobrino. Becky y Rawdon, que es un ludópata incorregible, aprenden a sobrevivir a lo grande, pidiendo créditos basados en la nada. En el proceso, Becky se convierte en el juguete de un personaje perverso, el marqués de Steyne, un voluptuoso 'vampiro' que mantiene relaciones hasta con el rey. La película narra los triunfos y caídas de Becky, quien demuestra ser una verdadera superviviente y heroína nada convencional, quizá a través de métodos discutibles y reprobables, pero a la que el público se rinde y adora. Por tanto, la cinta está sustentada totalmente sobre los pálidos y frágiles hombros de Whitherspoon, a cuyo personaje se le perdonan todas sus inmoralidades, que logra un inmejorable reflejo de una mujer pragmática y también hedonista que logra todos los objetivos que se propone. No le va a la zaga el magnífico actor irlandés Gabriel Byrne, quien da vida al único villano del filme, el lúbrico marqués de Steyne, en quien quizá Thackeray vierte sus propias opiniones. El decadente marqués se erige en observador de todas las hipocresías que le rodean y en crítico del mundo en el que vive, aunque forme parte de todo y lo alimente. Junto a Byrne, un elenco de grandes actores del cine británico a las órdenes de la creadora de "Salaam Bombay" y "La boda del Monzón": Jonathan Rhys Meyers, Rhys Ifans, James Purefoy, Eileen Atkins, el imprescindible Jim Broadbent, Geraldine McEwan y un magnífico Bob Hoskins.