LA LEY DE LA CALLE

    2
    Titulo original: Rumble Fish
    Año: 1983
    País: EE.UU.
    Duración: 90 min.
    Dirección: Francis Ford Coppola
    Guión: S.E. Hinton y Francis Ford Coppola, basado en la novella de S.E. Hinton.
    Música: Stewart Copeland. Tema musical: "Don't Box Me In".

    Intérpretes

    Matt Dillon, Mickey Rourke, Diane Lane, Dennis Hopper, Diana Scarwid, Vincent Spano, Nicolas Cage, Chris Penn, Laurence Fishburne, William Smith, Michael Higgins, Glenn Withrow, Tom Waits, Herb Rice, Maybelle Wallace, Nona Manning, Sofia Coppola, Gian-Carlo Coppola, S.E. Hinton, Emmett Brown, Tracey Walter, Lance Guecia, Bob Maras, J.T. Turner, Keeva Clayton y Kirsten Hayden.

    Premios

    Premio FIPRESCI y Premio de la OCIC en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián: Nominada al Globo de Oro a la Mejor Música Original.

    Sinopsis

    Historia de Rusty James (Matt Dillon), joven inadaptado e inconformista que quiere hacer revivir el espíritu de las viejas bandas juveniles, siguiendo los pasos de su idolatrado hermano mayor, conocido como el chico de la moto (Mickey Rourke), que en su día fue líder de una de ellas y que arrastra una reputación de rebelde e intocable. Rusty va de pelea en pelea, intentando ser como su hermano. Rusty anhela el regreso de su hermano quien va a volver de California, adonde fue para ver el océano y de quien todavía los muros de la ciudad dicen: El muchacho de la motocicleta reina. Cuando el hermano evocado regresa, Rutsy recibe un navajazo y su hermano le rescata. El chico de la moto acompaña a Rusty intentando enseñarle algo. A Rusty las cosas no le van bien, pierde a su novia, el liderazgo de su grupo, le expulsan del instituto..Rusty pasará por una serie de vivencias y enseñanzas junto a su hermano, sencillas, como una pelea, una partida de billar… o incomprensibles para él. Rusty quiere que vuelva a ser como antes. Si embargo El chico de la moto considera que ha terminado su itinerario, que lo que hacía años atrás no servía de nada y que ha llegado el momento de sacrificarse por los demás. Daltónico y medio sordo, El chico de la moto, que arrastra la frustración de una madurez prematura y odia ser leyenda viva de su hermano y sus amigos, vaga por el barrio callado y sin horizontes. Se define a sí mismo como «un viejo televisor en blanco y negro y el volumen bajo». Por otro lado, la ilusión de Rusty se desmorona cuando su hermano aparece malherido como consecuencia de viejos enfrentamientos. Mientras, El chico de la moto se pierde en su propio universo incapaz de encontrar su sitio. Rusty James terminará por ver la luz cuando cumpla la promesa que hará a su hermano. Paralelamente también el chico de la moto encontrará su lugar, aunque esto, para él, signifique morir. Rusty huye de la ciudad en la moto de su hermano y se marcha a la costa.

    Comentario

    Tras los fracasos económicos que Francis Ford Coppola tuvo con "Apocalypse Now" (1979) y "Corazonada" (1982), adaptó y rodó, casi en paralelo, en 1983, sendas adaptaciones de dos novelas juveniles de Susan Hinton: "Rebeldes" y "La ley de la calle". En ambas, Coppola trabajó con el mismo equipo técnico y con Matt Dillon como protagonista de las dos películas. Lo que podía hacer parecer que se trataba de una especie de continuación, pero con "La ley de la calle" Coppola realizó una de sus películas más experimentales (uso de la cámara rápida, introducción del color en el blanco y negro) y más personales a un tiempo (no en vano, a imagen y semejanza del protagonista de la historia, el film está dedicado a su hermano). Mientras que "Rebeldes" tenía una estructura clásica y era un filme para el gran público, "La ley de la calle" era un producto mucho más personal, más cercano a Coppola. Además de Matt Dillon al frente de un reparto, cabe destacar un plantel de futuras estrellas donde figuraron Mickey Rourke, Diane Lane, Sofia Coppola, Dennis Hopper y unos jóvenes y poco conocidos todavía Nicolas Cage (sobrino del director), Chris Penn o Larry Fishburne. La banda sonora de Steven Coppeland, batería del grupo Police, basada principalmente en la percusión y confeccionada por ordenador, resulta trepidante y se ajusta a la perfección a la narración.