LA MALDICIÓN DE AMITYVILLE

    2
    Titulo original: The Amityville Curse
    Año: 1990
    País: Canadá - EE.UU.
    Duración: 91 min.
    Dirección: Tom Berry.
    Guión: Michael Krueger, Doug Olson y Norvell Rose, según la novela de Hans Holzer.
    Música: Milan Kymlicka.

    Intérpretes

    Kim Coates, Dawna Wightman, Helen Hughes, David Stein, Anthony Dean Rubes, Cassandra Gava, Jan Rubes, Norris Dominique, Scott Howard, Mark Camacho, Tyrone Benskin, Ali Giron, Griffith Brewer y Ted A. Bohus.

    Sinopsis

    Cinco personas desean comprar una casa. Son el abogado Frank White (Kim Coates) y su encantadora novia Abby, una artista, el psiquiatra Marvin Schwartz (David Stein), correcto pero presumido y Debbie (Dawna Wightman) su esposa, una mujer seria y pensativa, y Bill Montenuovo (Anthony Dean Rubes), un hombre delgado y robusto que es el propietario de un restaurante de comida rápida. Cada uno de ellos ha aportado 5.000 dólares para comprar la casa, que la consideran como una inversión. Encuentran una casa en Amityville que lo único que necesita es un poco de limpieza, un poco de pintura y una venta rápida. Un negocio seguro. Pero la casa no es tan apacible como parece. Los cinco llegan hasta esta vieja mansión victoriana en un frío y nevado día de invierno. Debbie se da cuenta que a lo lejos, un muchacho y su perro les observan perplejos. Debbie es también la que ha tenido unos sueños aterradores relacionados con la casa: luces de candelabros, maderas carcomidas, gritos y voces que susurran: Bendígame, padre. La casa está llena de telarañas. Parece que sus anteriores dueños la abandonaron con prisa. Intentan encender la luz, pero no funciona. Cuando están a punto de ir a por una linterna, Frank descubre restos de candelabros religiosos. Desde la cocina Debbie lanza gritos de dolor. Todos corren hacia ella, que está en el suelo y se acaba de torcer un tobillo. Mientras Marvin ayuda a su mujer, Bill da un traspiés en medio de un suelo muy desordenado y encuentra los grifos del agua. A su lado, Abby gira las manivelas. El aire hace ruido, pero parece que la cañería está obturada y no sale agua. Bill comienza a arreglar los grifos, y un enorme estruendo hace retumbar la casa hasta mojar a dos de los recién llegados con un agua mohosa. Pero los problemas acaban de empezar.

    Comentario

    Aunque cronológicamente esta película sería la quinta entrega de la saga de Amityville, temáticamente, no tiene nada que ver con las anteriores. De nuevo el tema de las casas encantadas con un grupo de amigos que se traslada a una mansión donde años antes había sido asesinado de forma ritual un sacerdote, desencadenándose de nuevo el terror.