LA MALDICIÓN DE DAMIEN

    1
    Titulo original: Damien Omen II
    Año: 1978
    País: EE.UU.
    Duración: 107 min.
    Dirección: Don Taylor
    Guión: Stanley Mann y Mike Hodges, según un argumento de Harvey Bernhard.
    Música: Jerry Goldsmith.

    Intérpretes

    William Holden, Lee Grant, Jonathan Scott-Taylor, Robert Foxworth, Nicholas Pryor, Lew Ayres, Sylvia Sidney, Lance Henriksen, Elizabeth Shepherd, Lucas Donat, Allan Arbus, Fritz Ford, Meshach Taylor, John J. Newcombe, John Charles Burns, Paul Cook, Diane Daniels, Robert E. Ingham y William B. Fosser.

    Sinopsis

    Han transcurrido siete años tras el fallecimiento del padre de Damien Thorn. Damien (Jonathan Scott-Taylor) es un diabólico adolescente que vive con su tío Richard (William Holden) y que estudia en una Academia Militar. A través de su sargento instructor Neff (Lance Henriksen), Damien es informado de su auténtica esencia: él es el Anticristo y su destino está predestinado. Damien comenzará a utilizar sus poderes paranormales e irá suprimiendo a todas las personas que sospechen de su personalidad sin que sus familiares adviertan lo que sucede. Cuando su tío Richard conoce la realidad de la situación y los crímenes de su sobrino, tal y como señala el libro del Apocalipsis, pretende darle muerte. Sin embargo su propia esposa Ann (Lee Grant) se lo impedirá.

    Comentario

    Primera secuela de La profecía (1976) en la que el gran artesano que es Don Taylor (Huida del planeta de los simios) toma el relevo en la dirección de Richard Donner después de que el realizador elegido en un primer momento, Mike Hodges (Flash Gordon, Asesino implacable), se retiró por diferencias creativas. La saga tendría aún una tercera entrega, El final de Damien y, en 1991, una cuarta, La profecía IV, el renacer, dirigida por Jorge Montesi y Dominique Othenin-Girard. El pasado junio, La profecía ha conocido un espectacular remake dirigido por John Moore. En La maldición de Damien, Don Taylor muestra a Damien en su soledad, su fatalidad y su esplendor metafísico, creando un terror aún más angustioso que en el filme que le precedió. A destacar el excelente clima opresivo de toda la película y la imaginación con que el director recrea los crímenes cometidos por Damien. Jonathan Scott-Taylor, que interpreta a Damien, fue elegido por los productores después de su trabajo en el telefilm The Winslow boy.