LADYBIRD, LADYBIRD

    1
    Titulo original: Ladybird, Ladybird
    Año: 1994
    País: Gran Bretaña
    Duración: 102 min.
    Dirección: Ken Loach
    Guión: Rona Munro.
    Música: George Fenton.

    Intérpretes

    Crissy Rock, Vladimir Vega, Sandie Lavelle, Mauricio Venegas, Ray Winstone, Claire Perkins, Jason Stracey, Luke Brown, Lily Farrell, Scottie Moore, Linda Ross, Kim Hartley, Jimmy Batten, Sue Sawyer, Pamela Hunt, Alan Gold, James Banton, Christine Ellerbeck, Caroline Conlay, Ali De Souza, Deirdre Edwards, Lucie Fitchett, Sue Gifford, Arbel Jones, Tom Keller y Terence Maynard.

    Sinopsis

    Maggie (Crissy Rock) tiene cuatro hijos de distintos padres, que están a cargo de los Servicios Sociales a causa de una anterior y violenta relación. Cuando conoce a Jorge (Vladimir Vega), un refugiado latinoamericano, ella piensa que por fin conseguirá la anhelada felicidad y forman con él una verdadera familia. Sin embargo, su pasado sigue atormentándola y la burocracia de la asistencia social la ha atrapado de tal manera que no solo no le será fácil liberarse sino que incluso en su lucha por conservar su libertad y mantener su relación sentimental verá como los Servicios Sociales la acusarán de no saber cuidar de sus hijos y se los acabarán arrebatando.

    Comentario

    Una de las películas más duras de Ken Loach, un drama descarnado y realista en el que no deja al espectador ni una pequeña salida. Es la historia de una madre soltera a la que el sistema legal británico le quiere arrebatar a sus hijos. Loach se basa en un caso real para hacer una crítica feroz a las leyes inglesas. A la vez, como es habitual en casi todo su cine, realiza un espléndido retrato de la clase obrera. Junto a Riff Raff, Lloviendo piedras y Mi nombre es Joe, forma una tetralogía sobre aspectos de este proletariado británico. Como en otras ocasiones los actores son prácticamente desconocidos. Aquí todo el peso de la película lo lleva la espléndida Crissy Rock que da al personaje los matices necesarios de vulnerabilidad y a la vez la fuerza para enfrentarse a todo un sistema legal.