LO QUE LA VERDAD ESCONDE

    3
    Titulo original: What lies beneath
    Año: 2000
    País: EE.UU.
    Duración: 130 min.
    Dirección: Robert Zemeckis.
    Guión: Clark Gregg, según un argumento de Sarah Kernochan y Clark Gregg.
    Música: Alan Silvestri. Temas musicales: Too Late, interpretado por LoBall, Domination, interpretado por Adam Hamilton, Gymnopedie No.1, interpretado por rowena Hammill y Las cuatro estaciones: El otoño, de Antonio Vivaldi

    Intérpretes

    Harrison Ford, Michelle Pfeiffer, Joe Morton, Diana Scarwid, James Remar, Miranda Otto, Amber Valletta, Katharine Towne, Victoria Bidewell, Eliott Goretsky, Ray Baker, Wendy Crewson, Sloane Shelton, Tom Dahlgren, Jayson Argento, Micole Mercuri, Dennison Samaroo, Jennifer Tung, Rachel Singer, Daniel Zelman y Donald Taylor.

    Sinopsis

    Norman Spencer (Harrison Ford) es un profesor de genética en una pequeña universidad en el noreste norteamericano; su esposa Claire (Michelle Pfeiffer), es un ama de casa tratando de sobrellevar la soledad que siente después de que su hija se haya ido a vivir al campus de una universidad. El vacío que la chica dejó en Claire se va convirtiendo en un asunto secundario, pues de repente comienzan a ocurrir extraños eventos en la casa. Objetos que se caen, puertas que se abren solas, radios que se encienden sin que nadie las toque, etc. Claire piensa que la casa está encantada por un espíritu, y decide profundizar un poco más en esta extraña ocurrencia. Logra identificar al espíritu de una joven mujer, y al tratar de descubrir la razón por la cual no ha logrado encontrar el descanso eterno, Claire se convertirá en víctima de su propia curiosidad, la cual le revelará espeluznantes secretos de su propia vida y la de su marido.

    Comentario

    Robert Zemeckis crea un sorprendente suspense de ribetes parapsicológicos, apoyado por un estupendo reparto, con Michelle Pfeiffer y Harrison Ford como pareja protagonista. El rirector rodó la película durante los cuatro meses de pausa en el rodaje de otro proyecto más ambicioso, Náufrago, necesaria para que el protagonista de aquella, Tom Hanks, adelgazase hasta hacer creíble su personaje. Zemeckis se mueve aquí dentro del más puro y ortodoxo clasicismo del suspense.