LOS CONTRABANDISTAS DE MOONFLEET

    2
    Titulo original: Moonfleet
    Año: 1955
    País: EE.UU.
    Duración: 87 min.
    Dirección: Fritz Lang
    Guión: Jan Lustig y Margaret Fitts, basado en una novela de J. Meade Falkner.
    Música: Miklós Rózsa.

    Intérpretes

    Stewart Granger, George Sanders, Joan Greenwood, Viveca Lindfors, Jon Whiteley, Liliane Montevecchi, Melville Cooper, Sean McClory, Alan Napier, John Hoyt, Donna Corcoran, Jack Elam, Dan Seymour, Ian Wolfe, Lester Matthews, Skelton Knaggs, Richard Hale, John Alderson, Ashley Cowan, Frank Ferguson, Booth Colman, Oliver Blake, Elspeth Dudgeon, Lillian Kemble-Cooper, Guy Kingsford, Peggy Maley, John O'Malley, Wilson Wood y Ben Wright.

    Sinopsis

    John Mohune (Jon Whiteley), es un niño huérfano de 11 años, de cuna noble pero sin un penique, que llega al pueblecito costero de Moonfleet en 1757 en busca de un tal Jeremy Fox (Stewart Granger), un antiguo amante de su difunta madre, por el que siente gran aprecio. Lleva encima una carta dirigida a éste, escrita por su madre poco antes de morir. En ella hace mención a un antiguo romance y le pide protección para su hijo. Desposeído del cariño que necesita, el muchacho busca su amistad y conecta inmediatamente con él, naciendo entre los dos una relación muy especial. Pero John descubre que su protector es el jefe de una banda de contrabandistas, haciéndose al principio cómplice de las actividades de su nuevo amigo y protector, pero poco a poco sus actividades delictivas harán que la relación entre ambos empeore.

    Comentario

    Brillante película de aventuras en la que el director Fritz Lang ("Metrópolis", "M, el vampiro de Düsseldorf", "Los sobornados", "Deseos humanos", "Encubridora") experimenta por primera vez con el formato cinemascope. Ambientada en un puerto inglés del siglo XVIII, muestra a un joven niño huérfano, que desposeído del cariño que necesita, lo busca en la persona del jefe de una banda de contrabandistas. Pese a que Lang siempre afirmó que no se hizo responsable del montaje final, la película goza de un ritmo excelente, está muy bien narrada y Stewart Granger y George Sanders están estupendos. A destacar también la brillante banda sonora de Miklos Rozsa.