PASEANDO A MISS DAISY

    2
    Titulo original: Driving Miss Daisy
    Año: 1989
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min-
    Dirección: Bruce Beresford
    Guión: Alfred Uhry, basado en su propia obra de teatro.
    Música: Hans Zimmer. Temas musicales: "After The Ball"; "I Love You (For Sentimetal Reason)", interpretado por Ella Fitzgerald; "Jingle Bells", interpretado por Les Peel; "Kiss of Fire", interpretado por Louis Armstrong; "Santa Baby", interpretado por Eartha Kitt; "What a Friend We Have In Jesus", interpretado por Little Friendship Missionary Baptist Church Choir, Decatur, Georgia; "Mesícku na nebi hlubokém (Song to the Moon)", interpretado por Gabriela Benacková & the Czeck Philharmonic; y "For He’s a Jolly Good Fellow".

    Intérpretes

    Morgan Freeman, Jessica Tandy, Dan Aykroyd, Patti LuPone, Esther Rolle, Bruno Prédebon, Joann Havrilla, William Hall Jr., Alvin M. Sugarman, Clarice F. Geigerman, Muriel Moore, Sylvia Kaler, Carolyn Gold, Crystal R. Fox, Bob Hannah, Ray McKinnon, Ashley Josey, Jack Rousso, Fred Faser, Indra A. Thomas, Dean DuBois y D. Taylor Loeb.

    Premios

    Oscar a la Mejor Película, a la Mejor Actriz Principal (Jessica Tandy), Mejor Guión Adaptado y Mejor Maquillaje. Nominada al Oscar al Mejor Actor Principal (Morgan Freeman), Mejor Actor Secundario (Dan Aykroyd), Mejor Montaje, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Dirección Artística y Decorados. Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musical (Morgan Freeman), y a la Mejor Actriz de Comedia o Musical (Jessica Tandy). Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Actriz (Jessica Tandy). Nominada al BAFTA al Mejor Director, a la Mejor Película y al Mejor Guión Adaptado. Oso de Plata a la Mejor Actriz (Jessica Tandy) y al Mejor Actor (Morgan Freeman) en el Festival de Cine de Berlín. Premio David Di Donatello de la Academia de Cine Italiano a la Mejor Actriz Extranjera (Jessica Tandy).

    Sinopsis

    En la racista Atlanta de los años 50, Daisy Werthan (Jessica Tandy), una anciana viuda judía, profesora jubilada de 72 años y con una buena situación económica, decide comprarse un coche. Tras tener un percance con su automóvil, su hijo Boolie Werthan (Dan Aykroyd) le prohíbe conducir y, a pesar de su oposición, le contrata un chofer de color llamado Hoke Colburn (Morgan Freeman). Daisy se resiste a hacer cambios en su vida y se niega subir al coche con el chófer. Pero poco a poco Hoke se va ganando la confianza de Miss Daisy gracias a su buena educación y a su carácter, y los dos empiezan a tener una relación que transciende sus diferencias y, a pesar de su rechazo inicial entre ambos, se consolidara una relación de aprecio y amistad. Colburn se convertirá, durante varios años, en el asistente y en el mejor amigo de la dama. Juntos descubrirán que aún siendo dos personas muy diferentes, tienen mucho en común.

    Comentario

    Un brillante y sencillo melodrama con envoltura de agradable comedia adaptado de una obra de teatro de Alfred Uhry. Es un relato intimista, nostálgico con pocos y muy bien definidos personajes, que se relacionan entre si durante 20 años, y que permiten descubrir a través de pinceladas breves y llenas de sutileza, los cambios y la evolución política y social operados en los Estados Unidos, cuya evolución corre pareja a la de los personajes, aunque no siempre con idéntico ritmo. La película, cuya anécdota argumental se centra en la relación de una señora de edad, enérgica y testaruda, con su chofer, impuesto por su hijo y a quien ella detesta, tiene un buen ritmo narrativo, impuesto por su director, el australiano Bruce Beresford, que permite que los acontecimientos se sucedan con inusitada fluidez. También los dos protagonistas, cada uno proveniente de un mundo completamente enfrentado al del otro, terminan por conocerse, entenderse y finalmente aceptarse tras librar múltiples y pequeñas batallas dónde el orgullo y la intolerancia irán dejando paso de forma paulatina a la razón y la amistad. La película obtuvo 4 Oscars de Hollywood, entre ellos los de mejor película y mejor actriz, un prodigioso trabajo de la ya desaparecida Jessica Tandy, siempre en su punto justo y expresando mucho de forma contenida y sincera.