RETORNO A BRIDESHEARD

    1
    Titulo original: Brideshead Revisited
    Año: 2008
    País: Gran Bretaña
    Duración: 133 min.
    Dirección: Julian Jarrold
    Guión: Andrew Davies y Jeremy Brock, basado en la novela homónima de Evelyn Waugh
    Música: Adrian Johnston

    Intérpretes

    Matthew Goode, Thomas Morrison, Anna Madeley, David Barrass, Sarah Crowden, Stephen Carlile, Peter Barnes, Hayley Atwell, Patrick Malahide, Richard Teverson, Joseph Beattie, Ben Whishaw, Roger Walker, Rita Davies, Ed Stoppard, Emma Thompson, Felicity Jones, Geoffrey Wilkinson, Michael Gambon, Greta Scacchi, James Bradshaw, Jonathan Cake, Tom Wlaschiha, Stephane Cornicard, Susan Brown, Niall Buggy y Michael Berendt.

    Sinopsis

    Inglaterra, años 30 del siglo XX. En la Universidad de Oxford Charles Ryder (Matthew Goode) conoce a Sebastián Flyte (Ben Whishaw), el hijo menor de la familia, carismático pero lleno de defectos. Pronto se ve seducido por Sebastian y su mundo de riqueza, glamour y atrevida conducta. Su fascinación aumenta cuando visita Brideshead, la magnífica mansión de los Marchmain, donde conoce a la familia y se ve inmerso en un mundo totalmente distinto a la clase media de Londres. Sebastian, mientras tanto, se ha enamorado de Charles y está decidido a no compartirlo con nadie. A lo largo de un memorable verano comparten todos los placeres que les ofrece Brideshead, desde catas de vino y picnics junto al lago a baños en la gran fuente esculpida . Charles se queda prendado de la hermosa hermana pequeña de Sebastian, Julia (Hayley Atwell). A medida que Charles va estrechando su relación con el clan Marchmain, empieza a comprender que su ateísmo choca con la ardorosa fe católica de Sebastian y su familia, dirigida con mano de hierro por la matriarca, Lady Marchmain (Emma Thompson). Charles es invitado a acompañar a Sebastian y a Julia a un viaje a Venecia, en el que conoce a Lord Marchmain (Michael Gambon), su hedonista y enérgico padre. Marchmain ha abandonado a su mujer y la formalidad de Brideshead por la vitalidad de Venecia y la pasión de una amante italiana, Cara (Greta Scacchi). En el embriagador ambiente del verano veneciano, Charles y Julia se dejan llevar por su atracción. Contagiados por el entusiasmo decadente del carnaval, se besan por primera vez. Confundida y atormentada por este giro de los acontecimientos, Julia huye. Charles descubre que Sebastian ha presenciado ese momento íntimo y sabe que su amistad con el hijo menor de los Marchmains nunca volverá a ser la misma. De vuelta a Inglaterra, Lady Marchmain, que es muy consciente de las diferencias espirituales y sociales entre ellos, empaña cualquier posibilidad de que Charles y Julia tengan una relación. Aún así, Lady Marchmain invita a Charles al baile de celebración del vigésimo primer cumpleaños de Julia, en Brideshead, no tanto como invitado sino como acompañante y carabina de Sebastian, cuya afición por la bebida se está descontrolando. La emoción inicial de Charles al volver a ver a Julia se ve empañada cuando Lady Marchmain anuncia el compromiso de su hija con un empresario canadiense, Rex Mottram (Jonathan Cake), una unión arreglada por la matriarca. La noche termina precipitadamente para Charles cuando un Sebastian, borracho y desconsolado, irrumpe en la fiesta tambaleándose y proclamando su odio hacia su familia y hacia Charles por haberle abandonado. Lady Marchmain expulsa a Charles del Edén de Brideshead. Tendrán que pasar dos años hasta que Charles reciba una visita sorpresa de Lady Marchmain. Con humildad y desesperada por el bienestar de su hijo, le suplica a Charles que encuentre a Sebastian y le lleve por el buen camino. Tras localizarlo en Marruecos, Charles le ruega que vuelva a casa para ver a su madre enferma. Aunque enfermo y debilitado por el alcohol, Sebastian ha encontrado su camino y se niega a volver. Charles se despide por última vez de su amigo y, con el tiempo, pierde el contacto con la familia Marchmain, al tiempo que se convierte en un artista de éxito de fama internacional y se casa con una joven de buena familia, Celia (Anna Madley). En 1935, al volver a Inglaterra tras una expedición por la jungla de Centroamérica, Charles tiene la oportunidad de reencontrase con Julia. Ninguno de los dos está felizmente casado y ambos admiten que el otro sigue siendo el amor de su vida. Parece que finalmente Julia, y quizás incluso Brideshead, están al alcance de Charles. Charles y Julia regresan a Brideshead para negociar la anulación del matrimonio de Julia con Rex. Los hombres intentan cambiarla por cuadros de Charles, lo que la saca de quicio. Rex señala que el segundo matrimonio de Julia nunca será reconocido por la Iglesia Católica, pese a lo cual ella y Charles están decididos a irse de Europa, juntos por fin. Su huida se ve truncada cuando Lord Marchmain regresa a Brideshead para morir. A sabiendas de que el hombre hacía mucho que había renegado del catolicismo, Charles está furioso ante la insistencia de la familia para que se reconcilie con Dios en su lecho de muerte. Al final, sin embargo, incluso Marchmain sucumbe a la voluntad de Dios y al poder de Brideshead. Julia está profundamente afectada por la muerte de su padre y por que éste aceptara los ritos católicos sólo en el último momento. Charles se da cuenta de que ella nunca podrá librarse de su educación religiosa. Su sentimiento de culpabilidad y su deseo de estar cerca de Dios son señal de que Julia nunca será realmente suya. Charles se embarca en un futuro solitario. Durante la II Guerra Mundial, Charles vuelve a alojarse en Brideshead, que ha sido requisada como base militar. Mientras pasea por sus pasillos, rememora su turbulenta y apasionada historia con la familia Marchmain y sus dos amores perdidos. Con el bullicio de los soldados y repleta de provisiones, Brideshead empieza su propia transformación, barrida por un mundo más moderno y con menos privilegios.

    Comentario

    Adaptación de la famosa novela de Evelyn Waugh que 27 años atrás había marcado un hito en la historia de la televisión con una lujosa adaptación que consagró a Jeremy Irons. El filme muestra la decadencia de una época (la Inglaterra de entre guerras) y el declive de una forma de vida. Tras la cámara Julian Jarrold, que ya había probado suerte en el melodrama romántico con “La joven Jane Austen”. El filme muestra la decadencia de una época (la Inglaterra de entre guerras) y el declive de una forma de vida, mostrando como un personaje que proviene de un entorno social pobre es recibido en lo que considera un reinado maravilloso repleto de gente mágica para darse cuenta que las apariencias engañan y que nada es lo que parece. Julian Jarrod pone también el acento en las diferencias religiosas de los personajes y da una fuerte presencia a la matriarca de la familia aristocrática, a la que da vida Emma Thompson, la que une a todos los personajes y, en el caso de sus hijos, la que les informa de quiénes son y dirige sus decisiones, inconscientemente cuando están creciendo y conscientemente cuando son adultos.