TARZÁN DE LOS MONOS (1932)

    4
    Titulo original: Tarzan, The Ape Man
    Año: 1932
    País: EE.UU.
    Duración: 99 min.
    Dirección: W. S. Van Dyke.
    Guión: Cyril Hume, con diálogos de Ivor Novello, basado en las novelas de Edgar Rice Burroughs.
    Música: George Richelavie.

    Intérpretes

    Johnny Weissmuller, Maureen O'Sullivan, C. Aubrey Smith, Neil Hamilton, Doris Lloyd, Forrester Harvey, Ivory Williams y Johnny Eck.

    Sinopsis

    Un famoso científico, James Parker (C. Aubrey Smith) y su ayudante realizan los últimos preparativos para una expedición destinada a cruzar los territorios más inexplorados de África en busca de un mítico cementerio de elefantes. En el último momento, Jane (Maureen O’Sullivan), la bella hija del científico se une a la expedición. Ya en el continente, y con la colaboración de un grupo de nativos, inician el viaje a través de territorios inexplorados, bajo la continua amenaza de tribus salvajes dispuestas a impedir a toda costa que el grupo se acerque a la Montaña Sagrada, donde suponen que se encuentra dicho cementerio. Una noche, cerca del campamento, ven por primera vez a Tarzán (Johnny Weissmuller), el hombre mono, amigo de todas las fieras y conocedor de todos los secretos de la inhóspita región. El ayudante del profesor mata de forma estúpida a un gorila y, en represalia, Tarzán rapta a Jane y se la lleva a su morada en lo más espeso de la selva con la compañía de la mona Cheetah. Al principio, Jane se rebela contra su raptor, pero pronto admira su valentía, su fuerza y agilidad y acaba enamorándose de Tarzán. El hombre mono acaba salvando a los miembros de la expedición de una muerte segura a manos de la feroz tribu de los pigmeos, con la ayuda de los elefantes, que siempre le obedecen. El viejo científico, padre de Jane, fallece antes de ver cumplido su objetivo, pero su ayudante regresará pronto a aquellos lugares al mando de otra expedición. Para Tarzán y Jane se abre un largo periodo de felicidad que nadie será capaz de perturbar.

    Comentario

    La primera película sonora en la que apareció el héroe literario creado por Edgar Rice Burroughs y que daría paso a una larga saga, todas protagonizadas por Johnny Weissmuller, contratado por su aspecto físico, que había sido culturista y cinco veces campeón olímpico de natación, aunque nunca se había planteado convertirse en actor. Tarzán conoce a Jane cuando la rapta mientras ella busca el mítico cementerio de los elefantes junto a su padre y su codicioso prometido. El famoso grito de Tarzán, conseguido mediante una combinación de sonidos en un estudio de sonido, se ha convertido en un icono del cine. La película se realizó cuando aún no había entrado en vigor el Código Hays de censura, por lo que contiene algunas audacias impensables pocos años después.