UN HOMBRE Y UNA MUJER: 20 AÑOS DESPUÉS

    2
    Titulo original: Un homme et une femme, vingt ans deja
    Año: 1986
    País: Francia
    Duración: 102 min.
    Dirección: Claude Lelouch
    Guión: Monique Lange, Claude Lelouch, Jérôme Tonnerre y Pierre Uytterhoeven.
    Música: Francis Lai. Tema musical: Un homme et une femme, de Francis Lai.

    Intérpretes

    Anouk Aimée, Jean-Louis Trintignant, Richard Berry, Evelyne Bouix, Marie-Sophie L., Philippe Leroy, Charles Gérard, Patrick Poivre d'Arvor, Thierry Sabine, Antoine Sire, André Engel, Robert Hossein, Jacques Weber, Tanya Lopert, Nicole Garcia, Yane Barry, Alain Berry, Jean-Philippe Chatrier y Maurice Illouz.

    Sinopsis

    1986. Después de su breve encuentro de 1966, Anne Gauthier (Anouk Aimée) y Jean-Louis Duroc (Jean-Louis Trintignant) han seguido rumbos divergentes y no se han vuelto a ver más. Anne se ha convertido en directora de cine y Jean-Louis es el director del equipo Lancia de carreras automovilísticas. Gravitando ambos en órbitas paralelas, cada uno en sus respectivos trabajos, no tienen hoy más punto común que el recuerdo de aquel encuentro accidental de 1966. Anne, viuda, no se ha vuelto a casar, mientras que Jean-Louis, viudo también y con su hijo Antoine Duroc (Antoine Sire) ya casado, mantiene una intensa relación con su joven prometida, a la vez que su absorbente trabajo le lleva a organizar el rally París-Dakar. Para Anne, su carrera profesional se encuentra en un momento titubeante, por lo que decide realizar un filme sobre un momento vital de su vida, su romance con Jean-Louis. Se pone en contacto con él y se citan en el mismo restaurante en el que iniciaron su historia veinte años atrás. Pero Jean-Louis debe viajar al desierto norteafricano como organizador del rally, y allí sufrirá el ataque de unos bandidos.

    Comentario

    A Lelouch no le gusta decir que esta segunda parte de Un hombre y una mujer sea una continuación de aquella. Al cabo de 20 años la gente cambia y no se puede recrear la vida de una misma persona. Rodada casi sin un guión escrito, Lelouch se planteo volver a reunir a sus dos personajes, interpretados de nuevo por Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant y, más que mostrar una evolución, comenzar de nuevo como si fuese una historia diferente. Además, la actividad profesional de su personaje femenino le da pie para introducir en el filme un nuevo tema, el proceso de creación de un filme.