UNA NOCHE EN LA ÓPERA (1935)

    4
    Titulo original: A Night At The Opera
    Año: 1935
    País: EE.UU.
    Duración: 91 min.
    Dirección: Sam Wood
    Guión: George S. Kaufman y Morrie Ryskind, según una historia de James Kevin McGuinness.
    Música: Herbert Stothart. Temas musicales: "Di quella pira", de la ópera "Il Trovatore", de Giuseppe Verdi, interpretado por Walter Woolf King; "Miserere", de la ópera "Il Trovatore", de Giuseppe Verdi, interpretado por Kitty Carlisle y Allan Jones; "Alone", interpretado por Kitty Carlisle y Allan Jones, con Harpo Marx al arpa: "All I Do Is Dream of You", interpretado al piano por Chico Marx; "Cosi-Cosa", interpretado por Allan Jones; "Take Me Out To The Ball Game"; "Anvil Chorus", de la ópera "Il Trovatore", de Giuseppe Verdi; "Stride la vampa", de la ópera "Il Trovatore", de Giuseppe Verdi, interpretado por Olga Dane; y "Strido lassu", de la ópera "I Pagliacci", de Ruggero Leoncavallo, interpretado por Kitty Carlisle.

    Intérpretes

    Groucho Marx, Chico Marx, Harpo Marx, Kitty Carlisle, Allan Jones, Walter King, Sig Ruman, Margaret Dumont, Edward Keane, Robert Emmet O'Connor, Harry Allen, King Baggot, Marion Bell, Edna Bennett, Stanley Blystone, Al Bridge, Loie Bridge, Lorraine Bridges, Gino Corrado, Gennaro Curci, Olga Dane, Bill Days, Jay Eaton, Bess Flowers, Otto Fries, Bud Geary, Billy Gilbert, William Gould, George Guhl, Jonathan Hale, Chuck Hamilton, Eddie Hart, Oscar 'Dutch' Hendrian, Luther Hoobyar, Rodolfo Hoyos, George Irving y Selmer Jackson.

    Sinopsis

    Ricardo Baroni (Allan Jones) es un cantante de ópera de mucho talento, pero no muy conocido, que está relegado en el coro de la Ópera de Milán. Ricardo está enamorado de Rosa (Kitty Carlisle), cantante de la misma compañía y ella le corresponde, para desagrado de Rudolpho Lasparri (Walter King), el engreído y antipático tenor, estrella de la compañía, que también pretende el amor de la joven cantante. Por otro lado, la viuda. Claypool (Margaret Dumont), adinerada dama y mecenas artística, desea entrar en sociedad, para lo que ha contratado como asesor al farsante Otis B. Driftwood (Groucho Marx), que intenta hacerse un hueco en el mundo empresarial, quien le aconseja que done 200,000 dólares a la Ópera de Nueva York para que puedan contratar a Lassparri. Driftwood equivocadamente contrata a Baroni, cuyo agente es Fiorello (Chico Marx), aunque pronto se descubre el error e intentan arreglar que han contratado a un cantante al que nadie conoce. Así, la viuda Claypool, Lassparri, Driftwood y Rosa se embarcan en un lujoso trasatlántico rumbo a Nueva York. Como polizontes en el barco van Fiorello, su cantante Baroni, y Tomasso (Harpo Marx), el ex ayudante del cada vez más pedante Lassparri. Durante el viaje se fortalece el amor entre Baroni y Rosa, al mismo tiempo que Lassparri sugiere al director de la Ópera de Nueva York que acepte a Rosa como la primera voz femenina, creyendo que así podrá presionarla para aceptarlo románticamente. Cuando por fin llegan a Nueva York, Driftwood es despedido, por lo éste que elabora un plan junto con Fiorello y Tomasso para vengarse del director de la Ópera y de Lassparri y, al mismo tiempo, instalar a Baroni como tenor principal. Curiosamente el plan incluye conseguir engañar a los funcionarios del ayuntamiento, desentrañar una farsa legal y organizar un escándalo en Nueva York que convierte la noche del estreno de la ópera en una locura que nadie nunca podrá olvidar

    Comentario

    La más brillante película de los famosos hermanos Marx, primera película que hicieron para la MGM, que aquí se proponen sabotear una función de ópera para favorecer el amor y el éxito de la pareja de jóvenes cantantes. El productor Iving Thalberg impuso al director Sam Wood, quién, ayudado por un grupo de sólidos escritores (incluyendo a Buster Keaton, aunque no aparece en los créditos), logró destilar lo más surrealista del humor de los Hermanos Marx en una historia más lineal y menos divergente, pero conservando la locura, la espontaneidad y el humor surrealista de Groucho, Chico y Harpo. El filme reúne algunas de las escenas más memorables de la historia del cine, como la imposible reunión en el camarote del barco, un contrato lleno de partes contratantes y la destrucción completa de una función de ópera.