ZELIG (1983)

    5
    Titulo original: Zelig
    Año: 1983
    País: EE.UU.
    Duración: 81 min.
    Dirección: Woody Allen
    Guión: Woody Allen
    Música: Dick Hyman. Tema musical: “Die Fahne hoch”, de Horst Weesel

    Intérpretes

    Woody Allen, Mia Farrow, John Buckwalter, Marvin Chatinover, Stanley Swerdlow, Paul Nevens, Howard Erskine, Ralph Bell, Richard Whiting, Will Hussong, Robert Iglesia, Eli Resnick, Edward McPhillips, Gale Hansen, Michael Jeter, Peter McRobbie, Sol Lomita, Mary Louise Wilson, Alice Beardsley, Paula Trueman, Ed Lane y Marianne Tatum.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Fotografía y al Mejor Diseño de Vestuario. Nominada a la Mejor Película de Comedia o Musical y al Mejor actor Protagonista de comedia o Musical (Woody Allen) Nominada a los Premios Bafta de la Academia de Cine Británico en las categorías de Mejor Maquillaje, Mejor Fotografía, Mejor Guión, Mejor Montaje y Mejores efectos Visuales. Premio David di Donatello de la Academia de Cine Italiano al Mejor Actor extranjero (Woody Allen) Premio Pasinetti a la Mejor Película del Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Falsa biografía de Leonard Zelig (Woody Allen), un tipo al que se conoció por el camaleón humano, por su enorme capacidad de adoptar el aspecto físico de toda persona con quien contacta. La película nos introduce a través de un falso documental a la vida de esta falsa celebridad de los años 20 y 30 : Leonard Zelig, el hombre camaleón es un misterioso tipo que puede adoptar la personalidad de quienes lo rodean. Es uno de los más famosos habitantes de Manhattan. Aparece fotografiado entre los presidentes Hoover y Coolidge. Intercambia golpes con el boxeador Jack Dempsey; habla de teatro con el dramaturgo Eugene O´Neill; cuando Hitler arenga a sus partidarios en Nuremberg, allí está él, en la plataforma de los oradores; toca jazz junto a Duke Ellington… Leonard Zelig es el perfecto advenedizo, una celebridad vacía de contenido que encaja a la perfección en todas partes porque asume las características tanto físicas como psíquicas de las personas con quien está para caerles bien. En busca de una explicación científica a su caso, la doctora Eudora Fletcher (Mia Farrow), intentará salvarle de las garras de la comunidad médica e intentar curarlo y se acaba enamorando de él. Zelig es lentamente curado y en el proceso pasa de ser un desubicado, a una celebridad nacional, y se convierte en el prometido de Eudora. Pero cuando resurgen síntomas de las múltiples personalidades de Zelig (desfalco, bigamia y una apendicetomía no autorizada), el camaleón humano vuelve a sus andadas y Eudora tiene que buscar por todos lados como salvar al único hombre que ha querido.

    Comentario

    Dos años y medio tardó Woody Allen en preparar este filme que parece una pieza de artesanía de lujo. La película narra la historia como si de un documental biográfico se tratara, de un hombre que cambia constantemente de personalidad, según sea la persona que tiene al lado. Es una especie de camaleón humano que carece de identidad. Woody Allen realiza una película meticulosa y cuidada que reproduce escenas documentales de la época, la América de los años veinte y treinta, hábilmente trucados para que aparezca el protagonista, interpretado por el propio director Una voz en off va relatando los acontecimientos, intercalando entrevistas que tienen lugar en la actualidad de artistas y actores que dan su seria opinión sobre el caso de Leonard Zelig, Gracias a éste método, Woody Allen ofrece una galería de personajes universales, figuras importantes de la época junio a todo un muestrario de psiquiatras, rabinos, intelectuales y otros personajes a los que tan acostumbrados nos tiene la filmografía del director. Al final, la película parece una singular metáfora sobre la masificación humana y una crítica hacia su propio país, carente, según él, de identidad y que persigue un lugar en la historia.