EN LA PELÍCULA, DIRIGIDA POR SERGIO CASTELLITO, INTERPRETA A UNA ITALIANA OBSESIONADA POR LA MATERNIDAD, QUE SUFRE EL CERCO DE SARAJEVO

En «Volver a nacer», Penélope Cruz (que también es coproductora) es toda una madre coraje. Su trabajo interpretativo es brillante, aunque la película no ha convencido: La actriz interpreta a una mujer estéril obsesionada con tener un hijo, una italiana que vivirá el cerco de Sarajevo en la Guerra de los Balcanes, ciudad a la que regresará añoas después con su hijo adolescente: «La película abarca desde que tengo veinte hasta que soy la madre de un adolescente, una mujer vapuleada por la vida. Jamás me había enfrentado a un reto así. Sé cómo me gustaría sentirme a esa edad, pero todavía tienen que pasarme muchas cosas. Yo soy desde niña como las abuelas, solo pido salud. Con eso todo lo demás se puede conseguir. Cuando me miraba maquillada al espejo me impresionaba ver a tantos familiares en mi cara: mis abuelos, cosas de mi madre… El maquillador estudió mi rostro y fotos de mi familia. Tardaba hora y media en envejecerme. Este papel lo he podido entender a un nivel mucho más profundo después de ser madre», ha dicho Penélope.
En una rueda de prensa tras la segunda proyección de prensa (la primera, el lunes por la noche, la película fue abucheada), Penélope Cruz, acompañada de Sergio Castellito y la esposa del cineasta Margaret Mazzantini, guionista del filme (el guión es el principal problema del filme), ha destacado que el director italiano le ha «regalado» tanto en «Volver a nacer» como en «No te muevas», la anterior película dirigida por Castellito «maravillosos pero también muy difíciles personajes».
Su personaje de Gemma, la protagonista de «Volver a nacer», es una mujer que no puede tener hijos, aunque consigue ser madre. Ambientada en el asedio a Sarajevo, donde regresa con su vástago para que visite la ciudad en la que nació y descubra al padre que nunca llegó a conocer, Cruz ha explicado que este uno de los papeles «más difíciles» que ha interpretado, entre otras cosas, porque va desde la juventud hasta la madurez y por las «dificultades» del idioma. La actriz ha señalado que a la protagonista del último filme de Castellito «le pasa de todo» y «emocionalmente es un personaje que exigía mucho», por lo que para ella supone «un tesoro» y también «una suerte» poder interpretar este papel. Cruz ha asegurado que los papeles en las dos citadas películas de Castellito han sido «muy importantes» para ella, «no solo profesionalmente».
En cuanto al rodaje ha explicado que se desplazaron en dos ocasiones a Sarajevo, porque necesitaban planos en tres estaciones del año diferentes, donde pudieron conocer de primera mano las historias de supervivientes de la guerra, lo que les ayudó a «entender un poco» este «salvaje» conflicto «difícil de entender». Además, ha explicado que se unió a este proyecto hace unos cuatro años, periodo en el que «pasaron muchas cosas», entre ellas que fue madre, lo que le ha permitido entender este personaje «a un nivel mucho más profundo».
Castellito ha afirmado que lleva 25 años haciendo cine y siempre se habla de «crisis del séptimo arte italiano, pero esta no es una crisis del cine, ni italiana, ni española, sino europea, y sin Europa no vamos a ningún sitio».
A su juicio, su último trabajo es «un ejemplo de cine europeo, que intenta mantener la calidad y contar algo que prevalezca» de manera «lo más universal». Además, ha destacado el «gran esfuerzo» hacer este filme, rodado en Croacia, Italia y Bosnia. «Es la historia de la última gran guerra europea», ha afirmado, para a continuación, criticar que en el conflicto de Bosnia los europeos han hecho «como que no veíamos porque estábamos de vacaciones en Rimini o cualquier otro sitio».
El cineasta ha ensalzado a Cruz que está «llena de colores pero también es blanca, por lo que se le puede colorear». Además, ha afirmado que es una actriz «muy ambiciosa» en sus interpretaciones y trabajar con ella ha sido «una aventura humana» más que una relación profesional. «No se le puede pedir más a una actriz», ha añadido. «Volver a nacer» cuenta además con una banda sonora que firma eduardo Cruz, hermano de Penélope.