ANGIE DICKINSON

    1

    Angie Dickinson nació en Kulm, Dakota del Norte, Estados Unidos, el 30 de septiembre de 1931. Su verdadero nombre es Angeline Brown y fue la segunda de tres hijasa. Sus padres fueron Frederica y Leo H. Brown, era editor y director de un periódico local de la ciudad. En 1942, su familia se mudó a Burbank, California. Se graduó de la Escuela Secundaria Bellamarine Jefferson en 1947, a los 15 años de edad. Tenía habilidad para la escritura, y ya el año anterior, había ganado el Sexto Concurso Anual de Ensayos de la Carta de Derechos. Estudió en la Universidad Glendale Community College y en 1954 se graduó en la carrera de administración de empresas. Con la ayuda de su padre, originalmente quería ser escritora. Cuando era estudiante, de 1950 a 1952, trabajaba como secretaria en la Terminal Aérea Lockheed en Burbank (actualmente conocido como Bob Hope Airport) y en una fábrica de papel.

    Su entrada en el mundo de la interpretación surgió a través de un concurso de belleza. en 1953, en la que quedó en segundo lugar. Poco tiempo después de su matrimonio con Gene Dickinson (un jugador de fútbol, con el que estuvo casada desde 1952 a 1960), decidió ponerse como seudónimo Angie Dickinson. Fue contratada por la NBC para aparecer en varios programas televisivos, incluyendo «The Colgate Comedy Hour». Pronto conoció a Frank Sinatra quien se convirtió en su amigo por el resto de su vida. Años después, ella haría el papel de la esposa de Sinatra en la película «Ocean’s Eleven».

    En el día de Año Nuevo de 1954, Dickinson debutó como actriz en un episodio de la serie «Death Valley Days». Esto la llevó a interpretar otros papeles en numerosas producciones como «Buffalo Bill Jr», «Matinee Theatre», «General Electric Theater», «The Life and Legend of Wyatt Earp», «Broken Arrow», «Gunsmoke», «Cheyenne», «Meet McGraw», «The Restless Gun», «Perry Mason», «Mike Hammer», «Wagon Train», «Men Into Space», y un trabajo memorable en un episodio de 1964 de la serie «El fugitivo», junto con David Janssen y la estrella invitada Robert Duvall.

    Su carrera en el cine comenzó con papeles menores en «Lucky Me» (un cameo en 1954) junto a Doris Day, «The Return of Jack Slade» (1955), «Man with the Gun» (1955), y «Hidden Guns» (1956). Su primer protagonista fue en «Gun the Man Down» (1956) con James Arness, y en la película de Sam Fuller «China Gate» (1957). A principios de su carrera, apareció principalmente en western, incluyendo «Shoot-Out at Medicine Bend» (1957) co-protagonizada con James Garner. Uno de sus trabajos menos conocidos, y más sorprendentes, fue el doblaje de la voz de Sara Montiel en la película «Yuma» («Run of the Arrow»), seguramente debido a las limitaciones de Sara con el inglés.
    Sería otro western lo que la propulsó a ser conocida en Hollywood: la película «Río Bravo», de Howard Hawks (1959), en la cual interpretó a una jugadora compulsiva llamada Feathers quien está a punto de ser encarcelada por el policía local, interpretado por el ídolo de su infancia, John Wayne. La película fue co-protagonizada por Dean Martin, Ricky Nelson y Walter Brennan. Cuando Hawks vendió su contrato personal con ella a un estudio más grande sin informarle, se sintió considerablemente disgustada, ya que se desvanecían sus esperanzas de que el director la eligiría sobre Lauren Bacall para sus películas.

    A principios de los 60 Dickinson es ya una de las actrices de de la década, protagonizando «The Bramble Bush» con Richard Burton y «La cuadrilla de los once» («Ocean’s Eleven») con Frank Sinatra, el documental político «A Fever in the Blood» (1961); «The Sins of Rachel Cade» (1962), en la que interpretaba a una enfermera voluntaria tentada por la lujuria;»Rome Adventure» (también conocida como «Lovers Must Learn») en 1962; y «Jessica» de Jean Negulesco (1962) con Maurice Chevalier, en la cual personifica a una joven que envidia a las mujeres casadas de su ciudad. Angie también compartiría la pantalla con su amigo Gregory Peck en la comedia dramática «Captain Newman, M.D.»

    En «La ley del hampa» («The Killers»), una película que originalmente iba a ser hecha para televisión pero que fue enviada a los cines debido a su contenido violento, Angie, alcanzando la cumbre de sus habilidades como femme fatale, es golpeada por su novio, interpretado por el futuro presidente de Estados Unidos Ronald Reagan en su último papel como actor.

    Dickinson co-protagonizó la comedia «The Art of Love» (1965), en la cual personifica a la mujer de los sueños de James Garner y Dick Van Dyke. Trabaja a las órdenes de Arthur Penn y Sam Spiegel en «La jauría humana» («The Chase», 1966), trabajando junto con estrellas como Marlon Brando, Jane Fonda, Robert Redford, Robert Duvall y Miriam Hopkins.

    La mejor película de Dickinson de esta década fue el clásico de John Boorman «A quemarropa»(«Point Blank», 1967) con Lee Marvin como un ladrón traicionado y convicto que escapa de Alcatraz (fue la primera película filmada en la famosa prisión) deseoso de venganza y de recuperar el dinero que cree que le pertenece. En 1969, protagoniza otro western, «Young Billy Young» con Robert Mitchum y Jack Kelly, y «Sam Whiskey» en donde le dio su primer beso en pantalla al joven Burt Reynolds.

    En 1971, interpreta a una lasciva maestra de escuela en la comedia «Pretty Maids All in a Row» con Rock Hudson, y a una médica desquiciada en la película de ciencia ficción «The Resurrection of Zachary Wheeler». Uno de sus papeles más recordados es la viuda Wilma McClatchie en «Big Bad Mama» (1974) con William Shatner y Tom Skerritt.

    Dickinson regresó a la televisión pantalla en marzo de 1974 para interpretar a un personaje en un episodio de la antológica serie «Police Story». Esa aparición como estrella invitada fue tan popular que la NBC decidió crear una serie de detectives semanal llamada «La mujer policía», en donde personificaría a la primera policía mujer exitosa en la televisión. Dickinson interpretó a la Sgt. Leann «Pepper» Anderson, una policía rubia con clase, miembro de la Unidad Criminal del Departamento de Policía de Los Angeles. Como mujer dura pero encantadora, Pepper adopta un número de disfraces para atraer a los criminales a las garras de la justicia. Con ese papel obtuvo un Globo de Oro y numerosas nominaciones en sus diferentes temporadas.

    El papel consolidó la fama de Dickinson como sex symbol de más de 40 años. Se convirtió en un ícono popular de los 70. «La Mujer Policía» fue emitido en más de setenta países, convirtiéndose en el programa más exitoso en muchos de ellos. Fue esencialmente la respuesta femenina de la NBC a otra serie de detectives de los 70 protagonizada por hombres, como Hawaii 5-O», «Kojak», «Las calles de San Francisco», «McMillan y esposa», «The Rockford Files» y «Baretta», que se emitían en tres canales diferentes.

    El co-protagonista de «La mujer policía» era el actor Earl Holliman (quien reemplazó a Bert Convy, quien había personificado a Crowley en el episodio piloto), como el jefe ítalo-americano de Anderson y su amigo de toda la vida, el Sargento Bill Crowley. Además, en el elenco se encontraban Ed Bernard y Charles Dierkop como los investigadores Joe Styles y Pete Royster, respectivamente. El primer día de rodaje, tanto Dickinson como Holliman se dieron cuenta de que tenían muy buena química en pantalla, por lo que los escritores comenzaron a basar sus guiones en esto.

    Durante su cuarta temporada (generalmente reconocida como su mejor año) «La mujer policía» obtuvo un éxito rápido y considerable. Sin embargo, a finales de la cuarta temporada, de 1978, la serie tuvo su año más difícil, ya que la audiencia decayó debido a los cambios de horarios en la NBC y el nivel de los guiones era muy parecido a cuando el programa recién comenzaba. Como consecuencia, la NBC decidió cancelar la serie luego de cuatro temporadas y 91 episodios. Pese a esto, Dickinson disfrutó interpretando a la atractiva policía en uno de los programas policiales más influyentes de la historia de la televisión, y sería siempre recordada por este papel. El mismo año que el programa terminó, volvió a interpretar su papel de Pepper Anderson en el especial de televisión, «Ringo», co-protagonizado por Ringo Starr y John Ritter; también formó parte de los Especiales de Navidad de Bob Hope para la NBC, y, en 1987, estuvo presente como estrella invitada en un episodio navideño de «Saturday Night Live».

    El impacto de «La mujer policía» fue tal en 1987, el Departamento de Policía de Los Angeles premió a Dickinson con un Doctorado honorario, lo cual la llevó a decir en broma: «Ahora pueden llamarme Doctora Pepper».

    Después de aparecer en muchas miniseries televisivas, como «Pearl» (1978), Dickinson regresó a la pantalla grande en el thriller de Brian De Palma, «Vestida para matar» («Dressed to Kill» 1980), por el cual ganó un Premio Saturn a la Mejor Actriz. La película muestra a Dickinson durante 35 minutos, hasta que su personaje muere asesinado en un ascensor. La crítica elogió su actuación y actualmente la película está considerada de culto, con el silencioso acecho de Dickinson en el laberinto del museo de la ciudad de Nueva York como uno de los mejores momentos del largometraje.

    Tras «Caza salvaje» («Death Hunt») con Charles Bronson en 1981, y «Charlie Chan and the Curse of the Dragon Queen», rechaza la opción de interpretar a ‘Krystle Carrington’ en la serie televisiva «Dinastía». También abandona en 1980 su propio show de televisión, producido por Johnny Carson, «The Angie Dickinson Show» (después de sólo dos episodios) porque no sentía que era lo suficientemente graciosa, y comienza a trabajar en «Cassie & Co.», un intento de volver a la televisión que no tuvo éxito. Más tarde protagonizaría varias películas para televisión, como «One Shoe Makes it Murder» (1982), «Jealousy» (1984), «A Touch of Scandal» (1984), «Hollywood Wives» (1985), y «Stillwatch» (1987). Dickinson también condujo el programa «Saturday Night Live» el 12 de diciembre de 1987.

    En el cine, volvió a interpretar a Wilma en «Big Bad Mama II» (1987), y trabajó en la película para televisión «Kojak: Fatal Flaw», en la cual se reencontró con Telly Savalas. Además, protagonizó con Willie Nelson el western de 1988 «Once Upon a Texas Train».
    En 1993, Dickinson apareció en la miniserie futurista de televisión «Wild Palms», producida por Oliver Stone, en donde interpretó a la hermana sádica y militar de la figura política Tony Kruetzer. El mismo año, protagonizó la película de Gus Van Sant «Ellas también se deprimen», junto a Uma Thurman. En 1995, interpretó a la esposa de Burt Reynolds en el thriller «The Maddening», apareció en el remake de «Sabrina (y sus amores)» con Harrison Ford, y personificó a la madre de Rick Aiello y Robert Cicchini en la comedia «National Lampoon’s The Don’s Analyst». En 1997, sedujo al anciano Artie (Rip Torn) en un episodio de «The Larry Sanders Show», de HBO, titulado «Artie and Angie and Hank and Hercules.»

    Durante la primera década del nuevo milenio, Dickinson interpretó a una vagabunda alcohólica, madre de Helen Hunt, en «Cadena de favores» («Pay it Forward», 2000) con Kevin Spacey; a la abuela de Gwyneth Paltrow en «Duets» (2000); y a la madre de Arliss Howard en la película «Big Bad Love» (2001) con Debra Winger.

    Habiendo aparecido en la versión original de «Ocean’s Eleven» («Un trabajo en Italia», 1960) con sus amigos Frank Sinatra y Dean Martin, cuatro décadas más tarde haría un breve cameo en la versión de 2001 con George Clooney. Dickinson es a menudo mencionada como una miembro honoraria del Rat Pack.
    Su segundo matrimonio fue con el músico y compositor Burt Bacharach, entre 1965 y 1980, con quién tuvo una hija, Lea Nikki, conocida como Nikki, que nació prematuramente en 1966 a la que se le diagnosticó Síndrome de Asperger. Sus problemas causaron que Dickinson rehúsara varios papeles para cuidarla. Nikki pasó muchos años en el Wilson Center, un instituto psiquiátrico para adolescentes localizado en Faribault, Minnesota. Aunque Nikki obtuvo un título de geóloga, sus problemas de vista, contraídos tras su nacimiento prematuro, le hicieron imposible proseguir una carrera en ese campo. Incapaz de convivir con los efectos del Asperger, Nikki finalmente se quitó la vida en su departamento en Los Angeles en enero de 2007.

    Experta jugadora de póker, Dickinson, durante el verano de 2004, participó en la segunda temporada de «Celebrity Poker Showdown», emitido en el canal estadounidense Bravo. Luego de anunciar su nombre, el anfitrión Dave Foley dijo «A veces, cuando decimos Celebridad, a eso nos referimos.»

    Se ha dicho que Angie tuvo una relación sentimental con Frank Sinatra, a quien llamó «el hombre más importante de mi vida» (debido al poder que él tenía cuando se conocieron, a mediados de los 50) y con quien tuvo «una relación muy cómoda» durante diez años. Continuaron siendo amigos hasta su muerte, en 1998. También fue vinculada con el actor David Janssen, y presuntamente con el presidente John F. Kennedy, aunque ella nunca ha querido hablar sobre esos rumores.