CLARK GABLE

    2

    Clark Gable nació en Cadiz (Ohio) el 1 de febrero de 1901. Su madre murió cuando tenía sólo siete meses de edad. A los 16 años dejó el colegio y se fue a trabajar en una fábrica. Tras asistir a una función teatral en la que vio una obra que le impresionó, Gable decidió convertirse en actor. Comenzó a realizar giras con compañías teatrales de segunda fila, y trabajó también como vendedor y en diferentes industrias para ganarse el sustento.
    En 1924 fue a Hollywood con la ayuda financiera de una agente de teatro, Josephine Dillon, que se convirtió en su manager y también en su esposa, a pesar de que era 10 años mayor que él. Gable pasó varios años actuando en pequeños papeles de películas y apareciendo también de nuevo en obras teatrales. En 1930 pudo firmar finalmente un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer. A partir de entonces intervino en varias películas que hicieron de él una estrella del cine y le valieron el título de «rey de Hollywood”.
    EL REY DE HOLLYWOOD

    Su momento de mayor esplendor fueron los años 30, que le valieron el apodo de «Rey de Hollywood”, con grandes éxitos como «Los seis misteriosos” o «Un alma libre” en 1931, «El enemigo público número uno” y «Sucedió una noche” (1934) por la que ganó el Oscar, «La llamada de la selva” (1935), «Mares de China” y «San Francisco” (1936), «Saratoga” (1937), hasta su consagración definitiva como gran estrella con su papel de Rhett Butler en la mítica «Lo que el viento se llevó”, film rodado en 1939, en la que logró echar como director a George Cukor e imponer a Victor Fleming. Por esta interpretación fue nominado al Oscar. En 1935 también había sido nominado al Oscar por su intervención en «Rebelión a bordo”. Por entonces Gable era uno de los pocos actores que había sido protagonista en tres filmes distinguidos con un Oscar a la mejor película.
    Desde sus primeros papeles, demostró tener un gancho en la pantalla poco común, que más tarde se convertiría en reconocido carisma para la interpretación de personajes tipo galán con un cierto lado oscuro. Trabajó con algunos de los mejores directores de la época dorada de Hollywood: Ernst Lubitsch, Frank Lloyd, Clarence Brown, Robert Z. Leonard, Sam Wood, George Cukor, King Vidor, John Ford, Raoul Walsh, W. S. Van Dyke, etc., y llegó a compartir película con actrices de la talla de Joan Crawford, Greta Garbo, Claudette Colbert, Hedy Lamarr, Vivien Leigh, Constance Bennett, Jean Harlow (en seis ocasiones, hasta la muerte de ésta en el rodaje de «Saratoga” en 1937), Rosalind Russell, Barbara Stanwyck,Clara Bow, Lillian Gish, Myrna Loy, Loretta Young, Jeannette MacDonald, Lana Turner, Greer Garson, Ava Gardner o Gene Tierney. También formó tándem en tres películas con Spencer Tracy hasta que éste último decidió romper con Gable por motivos profesionales.

    CAROLE LOMBARD
    El matrimonio de Gable con su tercera esposa, la actriz Carole Lombard, fue la época más feliz de su vida. La pareja se casó en 1939, pero la relación terminó de forma trágica, cuando Carole Lombard murió en un accidente de aviación en 1942. Gable quedó profundamente afectado y decidió ingresar en las fuerzas aéreas participando activamente en la Segunda Guerra Mundial. Cuando regresó de la guerra volvió al cine protagonizando títulos de éxito como «Hagan juego” (1949), «Mogambo” (1953), «Los implacables” (1955) o «La esclava libre” (1956).
    Gable se casó dos veces más, primero con Sylvia Ashley una mujer inglesa que había estado casada con el actor Douglas Fairbanks Sr., entre 1949 y 1952, y después, en 1959, con Kay Williams, una ex-modelo y actriz de reparto que fue la madre de su único hijo legítimo, nacido después de su muerte.
    Su última película fue «Vidas rebeldes” (1961), dirigida por John Huston y coprotagonizada por Montgomery Clift y Marilyn Monroe, para la cual fue también su última película. Gable murió el 16 de noviembre de 1960 en Los Ángeles de una ataque al corazón, a la edad de 59 años.