GEORGE KENNEDY

    1
    El actor George Kennedy, uno d los secundarios más característicos del cine estadounidense, ganador de un Premio Óscar al mejor actor de reparto en 1967 por «La leyenda del indomable» y recordado por su participación como secundario en conocidas películas del Oeste y de humor, y también series de televisión, nacié en Nueva York el 18 de febrero de 1925.

    Estudió en la Tarleton State University y formó parte de la infantería durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de haber pisado un escenario a los dos años, no parecía llamado para el showbusiness. Trabajó en el ejército como asistente de rodajes y tras 16 años de servicio, se retiró.
    Empezó a trabajar en westerns televisivos a finales de los cincuenta. Y su carrera se aceleró con títulos como «El pistolero de San Francisco», «Cuero crudo», «Maverick» o «Colt. 45». Su carrera dio un giro con un pequeño papel en «Espartaco» de Stanley Kubrick, junto a Kerk Douglas (1960). Participó también en «Los valientes andan solos», de David Miller, a partir de un guion de Dalton Trumbo (1962), en «Charada» (1963), filme de intriga con Cary Grant y Audrey Hepburn dirigido por Stanley Donen. En 1965 participó en la primera versión de «El vuelo del Fénix», de Robert Aldrich, en «Canción de cuna para un cadáver» (1965), de de nuevo con Robert Aldrich y en «El valle de la violencia», de Andrew V. McLaglen.

    Tambien en 1965 interviene a las órdenes de Henry Hathaway en «Los cuatro hijos de Katie Elder», junto a John Wayne, y en «Primera victoria», de Otto Preminger, en 1967 en «Desafío en el rancho», de Andrew V. MacLaglen, «La noche desada», de Otto Preminger, e interpreta el papel del mayor Max Ambruster en la película bélica «Doce del patíbulo», también de Robert Aldrich.
    Ganó el Óscar al mejor actor de reparto en 1968 por «La leyenda del indomable», como oponente de Paul Newman. En esos años participó en filmes como «Bandolero!» (con James Stewart, Dean Martin y Raquel Welch), «La soga de la horca», de Andre V. McLaglen, «Un botín de 500.000 dólares» y «El estrangulador de Boston», protagonizado por Tony Curtis.

    George Kennedy debió gran parte de su fama al papel de Joe Patroni en la película «Aeropuerto», así como en varias de sus secuelas. También participó en otra película del género de catástrofes, «Terremoto», en 1974; así como en la superproducción repleta de estrellas «Muerte en el Nilo». Protagonizó además la serie policiaca de televisión «The Blue Knight», e intervino en dos filmes junto a Clint Eastwood: «Thunderbolt and Lightfoot» y el thriller «The Eiger Sanction» («Licencia para matar»), en el que interpretó el papel del instructor de esquí Ben Bowman.
    En los años 80 actuó en la afamada serie «Dallas» y en «Bolero», con Bo Derek. En esa misma década fue el elegido para interpretar el papel del capitán Ed Hockens (en lugar de Alan North, quien era el actor encargado de interpretar al personaje en la serie) junto con Leslie Nielsen en los filmes «The Naked Gun: From the Files of Police Squad!» («Agárralo como puedas»), «The Naked Gun 2½: The Smell of Fear» («Agárralo como puedas 2½: El olor del miedo») y «The Naked Gun 33⅓: The Final Insult» («Agárralo como puedas 33 ⅓: El insulto final»). También en esa época destacó su participación en «Creepshow 2», de Michael Gornick, escrita por George A. Romero y Stephen King.

    En 2002 se le diagnosticó una apnea, por lo que tuvo que someterse a una dura operación tras los daños que le causó a su corazón.

    Sus últimos papeles fueron (como actor de reparto) en «Llamando a las puertas del cielo» (2005), «Sands of Oblivion» (2007), «The Man who Came Back» (2008) y «The gambler» («El jugador», 2014). Como escritor publicó algunos libros de misterio y su autobiografía, «Trust me» (2011).

    El 28 de febrero de 2016 falleció en Boise, Idaho, población estadounidense en la que residía. Trabajé en más de 200 películas, con una enorme capacidad para encarnar a cualquier tipo duro: desde soldados y vaqueros a matones, presos y funcionarios de presidios. Un secundario perfecto, siempre al lado, en una labor callada, del protagonista. El actor se casó dos veces, con Norma Wurman (1959-1971) y con Joan McCarthy (1978 -2015) y tuvo 4 hijos.