HENRY FONDA

    1

    Henry Jaynes Fonda nació el 16 de mayo de 1905 en Grand Island, Nebraska (Estados Unidos). Tras culminar su educación secundaria se trasladó a la Universidad de Minnesotta en donde cursó estudios de periodismo mientras trabajaba como administrativo en una oficina, empleo que abandonó al unirse a la Omaha Community Playhouse, grupo de teatro dirigido por la madre de Marlon Brando, Dorothy.
    Desarrollaría su estilo como actor principal en los University Players, conjunto de actores dirigidos por Joshua Logan entre los que se encontraban James Stewart y Margaret Sullivan, su pareja femenina habitual con la que acabó casándose en 1931 para divorciarse tan sólo dos años más tarde. «The Farmer Takes a Wife” fue la obra que catapultó a Fonda del mundo del teatro al del cine gracias a la adaptación cinematográfica llevada a cabo por la Fox, y que en España fue conocida bajo el título «Contrastes» (1935), película dirigida por Victor Fleming y co-protagonizada por Janet Gaynor. Quedó claro desde el primer momento que su naturalidad interpretativa y su personalidad eran ideales para la gran pantalla.
    DE LA MANO DE JOHN FORD
    A partir de 1935 la carrera de Fonda se convirtió en una de las más prolíficas de la historia del cine. Intervino en grandes películas como «Trail of the lonesome pine» (1936), de Henry Hathaway, «Sólo se vive una vez» (1937), de Fritz Lang, «Jezabel» (1938), de William Wyler, «Lobos del norte» (1938), de Hathaway, «Tierra de audaces» (1939), de Henry King o «El joven Lincoln» (1939) y «Corazones indomables», ambas dirigidas por John Ford.
    En los años 40, y estando ya considerado como uno de los actores favoritos del público americano, trabajó en «Las uvas de la ira» (1940), de John Ford, y en la que fue nominado al Oscar, «The return of Frank James» (1940), de Fritz Lang, «Las tres noches de Eva» (1941), de Preston Sturges, «Seis destinos» (1942), de Julien Duvivier, «The Ox-Bow Incident» (1943), de William Wellman, «Pasión de los fuertes» (1946), «El fugitivo» (1948) y «Fort Apache» (1948), las tres de nuevo del reputado John Ford.
    En la década de los 50, y tras dar por finalizado su largo contrato con la 20Th Century Fox, Henry Fonda empezó a tomarse su carrera cinematográfica con más calma y participando en algunas obras de teatro. A mediados de los 50 regresó al cine de la mano de John Ford, con el que apareció en «Escala en Hawai» (1955), película terminada por Mervyn LeRoy. Otros filmes de la década fueron «Guerra y Paz» (1956), de King Vidor, «Doce hombres sin piedad» (1957), de Sydney Lumet, «Cazador de forajidos» (1957), de Anthony Mann, «Falso Culpable» (1957), de Alfred Hitchcock o «El hombre de las pistolas de oro» (1959), de Edward Dmytryk.
    En los años 60 y 70 intervino en series televisivas y en varios títulos importantes como «Tempestad sobre Washington» (1962), de Otto Preminger, «La conquista del Oeste» (1962), de Ford «El día más largo» (1962), de Andrew Marton, «Punto límite» (1964), de Lumet, la divertida comedia «La pícara soltera» (1964), de Richard Quine, «El estrangulador de Boston» (1968), de Richard Fleischer, «Brigada homicida» (1968), de Don Siegel, en varios westerns como «Los desbravadores» (1965), de Burt Kennedy, «Hasta que llegó su hora» (1968), de Sergio Leone, «Los malvados de Firecreek» (1968), de Vincent McEveety, «El club social de Cheyenne» (1970), de Gene Kelly, «El día de los tramposos» (1970), de Joseph L. Mankiewicz o «Mi nombre es ninguno» (1974), de Tonino Valeri. Tuvo también apariciones en diversas películas de desastres típicos de la época.
    EL OSCAR AL FINAL DE SU CARRERA
    Fonda recibió el Oscar de Hollywood poco antes de morir por su participación en «En el estanque dorado» (1981), una película de Mark Rydell co-protagonizada junto a otra gran estrella, Katharine Hepburn, quien también conseguiría el preciado galardón. Un año antes, la Academia había concedido a Fonda un Oscar honorífico.
    Tras haber dedicado sus últimos años a la televisión, Henry Fonda fallecía el 12 de agosto de 1982 en Los Ángeles a causa de un paro cardiaco, dejando viuda a su quinta esposa, Shirlee Mae Adams, con la que contrajo matrimonio en 1965. Con anterioridad, y como ya se ha mencionado, Fonda se había casado con Margaret Sullavan en 1931, con la que formó pareja un año escaso. Posteriormente contrajo matrimonio con Frances Seymour Brokaw, en un enlace que duraría 14 años, de 1936 hasta 1950, año en el cual Frances se suicidaría. Con Frances tuvo a sus hijos Jane y Peter, ambos también destacados y prolíficos interpretes.
    Su tercera mujer fue la actriz Susan Blanchard, con la que contrajo matrimonio en el año 1950, divorciándose de ella en 1956. Antes de casarse con su última mujer, contrajo matrimonio con la actriz italiana Afdera Franchetti, a la que conoció en el rodaje de «Guerra y Paz» y con quien formó pareja estable de 1957 y hasta 1961, año en el que se separaron.