IDA LUPINO

    3

    Ida Lupino, actriz, directora, guiuonista, productora y una de las primeras mujeres de Hollywood en dirigir cine, nació el 4 de febrero de 1918 en Londres. Sus padres eran la actriz Connie O’Shea (también llamada Connie Emerald) y el artista de music hall Stanley Lupino, miembro de la familia de artistas Lupino. Pronto sus padres se establecieron en Los Ángeles y Lupino creció dentro del mundo del espectáculo, siendo animada a entrar en él tanto por sus padres como por un primo carnal, Lupino Lane. Su debut en el cine se produjo en 1931 con «The Love Race», permaneciendo durante cinco años interpretando pequeños papeles.

    Fue tras su interpretación en «En tinieblas» («The Light That Failed», 1939) que Lupino fue tomada seriamente como una actriz dramática. Como resultado, sus papeles mejoraron en la década de 1940, y ella empezó a ser llamada como la Bette Davis de los hombres pobres. Durante este período Lupino se hizo conocida por sus personajes duros, en películas tales como «La pasión ciega» («They Drive by Night», 1940) y «El último refugio» («High Sierra», 1941), ambas con Humphrey Bogart, y ligada a la Warner Bros. Títulos que acrentan su popularidad como actriz en estos años son «El lobo de mar «(«»The Sea Wolf», 1941), «Siempre y un día» («»Forever and a Day», 1943), «Predilección» («»Devotion», 1946) o «The Man I Love» (1947). Ida Lupino siguió teniendo una presencia importante en todos los thrillers y dramas de los años 40, pero conforme se acercaba el final de la década, Lupino estaba cada vez más descontenta de los papeles que le ofrecían.

    En 1947, Lupino deja Warner Brothers para convertirse en una actriz freelance. Filmes destacados en los que ella actuó en esa época son «Road House» y «La casa en la sombra» («On Dangerous Ground», 1952). A la vez se centra cada vez más en la dirección cinematográfica.
    Tras una suspensión a finales de los años cuarenta de una película en la que trabajaba, Lupino se interesó por el trabajo detrás de la cámara. Su primera dirección llegó en 1949, cuando Elmer Clifton sufrió un ataque cardiaco y no pudo finalizar «Not Wanted», film que dirigía para Filmways, la compañía fundada por Lupino y su marido, Collier Young, para rodar películas de bajo presupuesto. Lupino finalizó el film y después siguió dirigiendo sus propios proyectos, convirtiéndose en la única mujer directora cinematográfica en el Hollywood de la época. Tras cuatro filmes «femeninos» acerca de temas sociales – incluyendo «Una mujer oculta» («Outrage», 1950), una película sobre la violación – Lupino dirigió su primera película de amplo presupuesto, «Jenniffer» («The Hitch-Hiker», 1953), un thriller sobresaliente, sobrecogedor y con tintes de cine negro, siendo ella la primera mujer en dirigir un filme de cine negro.

    Lupino a menudo bromeaba diciendo que si ella era la «Bette Davis de los pobres» como actriz, como directora era el «Don Siegel de los pobres». En 1952 Lupino recibió la invitación para ser la «cuarta estrella» de la productora televisiva Four Star Television, junto a Dick Powell, David Niven y Charles Boyer, tras la marcha de la misma de Joel McCrea y Rosalind Russell.
    Lupino siguió actuando en las décadas de 1950, 1960 y 1970, y su actividad como directora en esos años fue encaminada casi exclusivamente a producciones televisivas como «Alfred Hitchcock Presenta», «The Twilight Zone», «Have Gun Will Travel», «The Donna Reed Show», «Gilligan’s Island», «77 Sunset Strip», «The Investigators», «The Ghost & Mrs. Muir», «The Rifleman», «Batman», «Sam Benedict», «Bonanza», «Los Intocables», «El fugitivo», y «Bewitched».

    Desde enero de 1957 a septiembre de 1958, Lupino protagonizó junto a su marido, Howard Duff, la comedia de la CBS «Mr. Adams and Eve». También participaron, en 1959 como ellos mismos, en uno de los episodios de «Lucy-Desi Comedy Hour». Hacia el final de su carrera Lupino participó como artista invitada en numerosos programas televisivos, teniendo lugar la última en 1978. En 1972 trabaja junto a Steve McQueen en «Junior Bonner, el rey del rodeo», bajo la dirección de Sam Peckinpah. Ida Lupino se retiró a los sesenta años de edad.
    Ida Lupino tiene dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood por su contribución a la televisión y al cine, localizadas en el 1724 de Vine Street y en el 6821 de Hollywood Boulevard. Entre sus leyendas se dijo que Ida Lupoino llegó a dirigir algunos de los más brillantes trabajos de Nicholas Ray, como «La casa en la sobra» (1952), cuando aquel director se puso enfermo durante el rodaje. La última aparición de Ida Lupino en la pantalla fue en 1978 con «My Boys Are Good Boys».

    Lupino en 1979.Se casó y se divorció tres veces. Sus maridos fueron Louis Hayward, actor, de noviembre de 1938 al 11 de mayo de 1945; Collier Young, productor televisivo, entre 1948 y 1951; Howard Duff, actor, de octubre de 1951 a 1984. Con él tuvo una hija, Bridget Duff, nacida el 23 de abril de 1952. Lupino falleció el 3 de agosto de 1995 a causa de un ictus mientras era tratada de un cáncer de colon en Los Ángeles, California. Tenía 77 años de edad. Fue enterrada en el Cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale (California).