IMPERIO ARGENTINA

    2

    Magdalena Nile del Río, más conocida por su nombre artístico, Imperio Argentina, nació en Buenos Aires, Argentina, el 26 de diciembre de 1910; Hija del guitarrista gibraltareño Antonio Nile y de la bailarina española Rosario del Río, nació en el típico barrio porteño de San Telmo en una de las iras artísticas de la pareja. Desde muy niña empezó a cantar y a bailar. Su debut español tiene lugar en 1924 en el Teatro Romea de Madrid. La amadrina la entonces célebre Argentinita (Encarna López Júlvez). Jacinto Benavente, aficionado a la farándula, al verla actuar comprueba que el arte de la joven criolla está a la altura de las dos grandes divas de entonces, Pastora Imperio y la dicha Argentinita y la rebautiza con el nombre de Imperio Argentina.

    Con 21 años el director cinematográfico Florián Rey la escoge para interpretar la versión muda de «La hermana San Sulpicio», basada en la novela homónima de Armando Palacio Valdés. Tras acabar en el Romea unas galas como fin de fiesta, en 1928 viajó a Alemania para rodar «Corazones sin rumbo», cinta de la que sólo se conservan unos minutos. A la vez inicia una brillante trayectoria como cantante, que correrá pareja a su carrera como actriz durante toda su vida. En 1933 consigue un número uno sin igual con, el primer éxito que compuso el maestro Quiroga, «Rocío», al que le siguen «Ay Maricruz», y las canciones eternas de sus películas: «Él día que nací yo», «Échale guindas al pavo», «La falsa moneda», «Carceleras del puerto», «Los piconeros», «Antonio vargas Heredia» y «Olé Catapum» entre otras muchas.

    .

    En el cine, en 1930 interpretó «El profesor de mi mujer», y un año después, «Cinépolis». De la cinta «Su noche de bodas», dirigida por Louis Mercanton y Florián Rey, el vals «Recordar» (cantado a dúo con Manuel Russell) hizo a Imperio Argentina aún más popular. Rueda después una versión española de «Rive Gauche», titulada «Lo mejor es reir», a las órdenes de Sir Alexander Korda. Más tarde interpretó «¿Cuándo te suicidas?» y, junto a Maurice Chevalier, el cortometraje «El cliente seductor» (1931).

    Su fama de actriz panhispánica le viene cuando la compañía Paramount, desde sus estudios parisinos, la llama para que protagonice dos películas junto a Carlos Gardel: «La casa es seria» y «Melodía de arrabal» (ambas en 1932). Es, pues, una de las cuatro actrices que cantaron a dúo con Carlos Gardel.
    Se ha criticado de Imperio Argentina que aceptara la invitación de Goebbels, ministro de propaganda del III Reich, para rodar en Alemania. Fue presentada a Adolf Hitler, quien le sugirió entonces que interpretara una biografía de Lola Montes, la aventurera y bailarina irlandesa. El proyecto no se lleva a cabo, pero rueda una versión española de «Carmen» de Prosper Mérimée.
    En los estudios alemanes de la UFA conoce a Marlene Dietrich, con la que entabla una breve amistad que luego daría pie a rumores sobre una relación lésbica. Imperio conoció entonces a Estrellita Castro, quien rodaba entonces «Mariquilla Terremoto». Las dos actrices hispanas abandonarían Alemania tras los sucesos de la violenta Noche de los Cristales Rotos, en que los comercios de judios y sus lugares de culto fueron arrasados por adictos al nazismo. Se cuenta que a la mañana siguiente de la masacre, al ir a la sombrerería que la servía, Imperio halló muertos a la sombrerera y al marido en el vandalizado comercio, y que esto le hizo cambiar su idea sobre el régimen de Hitler. Pero lo cierto es que Imperio Argentina nunca ocultó sus simpatías por la corriente falangista y autoritaria que marcaban la política española de la época. Entre sus admiradores contaba a los hermanos Primo de Rivera (José Antonio y Pilar), y aun al mismo general Francisco Franco. Sus declaradas simpatías por Hitler le acarrearon boicots y repulsas frente a teatros de Nueva York, Buenos Aires y México, D. F.

    De vuelta a España, Florián Rey la requiere para cintas de temática folclórica que alcanzarían gran éxito, y en las que Imperio canta algunas de sus más memorables creaciones; tales son «Nobleza Baturra», «Morena Clara» y una posterior versión hablada de «La Hermana San Sulpicio», todas en 1935. Su matrimonio civil con Florián Rey tuvo breve duración, como también su matrimonio religioso con Ramón Baillío, quien había adquirido el titulo nobiliario de Conde de las Cabezuelas. Su separación le acarrea la airada crítica de la Iglesia. Al parecer tuvo también una relación sentimental con el actor Rafael Rivelles. La pérdida de sus dos hijos la afligió para siempre.
    En la década de los 40 Imperio trabaja con el director Benito Perojo en las películas «Goyescas», «Bambú», «Los majos de Cádiz» y «Lo que fue de la Dolores». En la década de los 50 lleva a cabo exitosos espectáculos musicales, y en la década de los 60 rueda «Con el viento solano» a las órdenes de Mario Camus y «Ama Rosa», versión cinematográfica de un popular serial radiofónico de la época. En 1945, trás el estreno de Bambú, se marcha a vivir a Buenos Aires, donde vivirá hasta bien entrados los años 60. Volviendo en la segunda mitad de los años 50, para recorrer España con sus espectáculos musicales y grabar los 2 últimos álbumes oficiales de estudio de su carrera.

    En los años 70 y 80 vive semi retirada en su casa de la urbanización Sol y Mar de Benalmádena, donde cuida de sus nietos, ayudada por su hermana Ascensión. Tras años de escasa actividad, es redescubierta en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y a partir de ese momento comienza para ella otra época dorada de trabajo y merecidos homenajes. Rueda con José Luis Borau «Tata mía» y con Javier Aguirre «El polizón de Ulises», y trabaja en el espectáculo de la Expo 92 «Azabache». En el año 1996 es elegida para ser pregonera de las fiestas del Pilar de Zaragoza, por celebrarse en esta ciudad los actos del centenario del cine. Obtiene un Premio Goya Honorífico al conjunto de su carrera en 1988 y es galardonada también con la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1989. En el año 2001 publicó sus memorias, «Malena Clara», escritas por el dramaturgo Pedro Víllora.
    Imperio Argentina falleció en Torremolinos (Málaga), el 22 de agosto de 2003, a los 96 años, en su casa. Fue enterrada en el cementerio malagueño de Benalmádena (Málaga). Como dato curioso, vivió en la calle que le fue dedicada en dicha ciudad.
    PALABRA DE IMPERIO

    «No sólamente considero el temperamento español capacitado para hacer películas parlantes, en ompetencia con el mercado mundial, sino que por su historia, su idioma y su arte, están en condiciones de figurar en primer lugar. Yo soy argentina, de madre española -¡viva mi madre!- y de padre inglés; pero considero a España una prolongación espiritual de mi querida patria, y no sólo me presto a colaborar sino que todos mis entusiasmos y mi modesta personalidad están a disposición de quien los solicite». (Imperio Argentina)
    «Imperio sabía hacer las cosas en ese punto medio, sin excelencias, que va mejor al cine español (…) Es

    en ese medio, en esa estética, donde debe juzgársela. Y donde su mito adquirió una consistencia única. Era una excepcional «cantante de gusto» y sus interpretaciones presentan el inconfundible sello de la perfección. En todas ellas descubrimos el magnetismo único, el «appeal» inconfundible que los anglosajones diesen en llamar «cualidad estelar»: la única capaz de arrastrar a los públicos. Sin ser una belleza profesional, sin pretender eclipsar a las grandes trágicas de su tiempo, aportó un estilo limpiamente popular que se correspondía con las intenciones del primer Florián Rey». (Terenci Moix)