KARL MALDEN

    3

    Mladen George Sekulovich, conocido artísticamente como Karl Malden, nació en Chicago, Illinois, el 22 de marzo de 1912. Con una carrera que se prolongó más de 70 años, actor obtuvo el premio Óscar y el Premio Emmy. Malden era el mayor de tres hermanos en una familia modesta; su padre Petar Sekulovich era de origen serbio y su madre Minnie Sekulovich, de la República Checa. En 1917, cuando tenía cinco años, la familia se trasladó desde Chicago a una comunidad serbia en Gary en Indiana, donde su padre trabajó como obrero siderúrgico y lechero. Malden hablaba serbio hasta que fue a la escuela. En el colegio era un chico bastante popular, estrella del equipo de baloncesto del instituto y actuaba ya en algunas obras escolares y en las que su padre organizaba en la iglesia. Fue en estos partidos de baloncesto donde se rompió la nariz en dos ocasiones, dejándosela deformada tal como fue conocido durante toda su carrera. Tras su graduación en 1931 del Emerson School for Visual and Performing Arts estuvo trabajando como obrero siderúrgico al igual que su padre, hasta 1934.

    En septiembre de 1934, con una beca y los pocos ahorros de que disponía prosiguió sus estudios de arte dramático en el Goodman Theater, más tarde DePaul University, donde conoció a la que sería su única esposa, la actriz Mona Greenberg (conocida como Mona Graham) con quien se casaría en 1938. Se graduó en el Chicago Art Institute en 1937 pero pronto, sin trabajo y sin dinero, debió volver una vez más a Gary.

    Su primera aparición como actor se produjo en 1937 en Broadway y en 1940 debutó en el cine en la película «They Knew What They Wanted». También trabajó en teatro, y antes de que la Segunda Guerra Mundial interrumpiera su carrera, Malden estableció una amistad en el teatro con el entonces desconocido Elia Kazan, con el que posteriormente rodaría algunas de sus películas más famosas, estudiando en el mítico Actor’s Studio y siendo uno de los intérpretes del «Método».

    Su trabajo como actor se vio interrumpido por la Segunda Guerra Mundial, ya que Malden participó en las Fuerzas Aéreas del ejército norteamericano. Tras la guerra retomó su carrera, participando en «Truckline Cafe», una obra junto a un joven y desconocido Marlon Brando. Durante esta época aunque no tenía un exceso de ofertas para trabajar, participó en algunas otras obras teatrales, hasta que recibió la invitación para interpretar un importante papel en «All My Sons» con la ayuda de Elia Kazan. Con este éxito, logró el salto definitivo al cine.

    La carrera de Karl Malden tomó gran impulso en los años cincuenta comenzando con «El pistolero» («The Gunfighter») a la que siguió «Halls of Montezuma», ambas en 1950. Al año siguiente trabajó en «Un tranvía llamado deseo» (1951), donde interpretaba a Mitch, el mejor amigo de Stanley Kowalski y protagonizaba un romance con Blanche DuBois (Vivian Leigh), a las órdenes de Elia Kazan. Por esta película ganó el Óscar al mejor actor de reparto.
    Los mejores directores de Hollywood le llaman para sus películas; Henry Hathaway («Correo diplomático», 1952), King Vidor («Pasión bajo la niebla», 1952), Alfred Hitchcock («Yo confieso», 1953), Robert Mulligan («El precio del éxito», 1956)… En «La Ley del silencio» (1954), de nuevo bajo la dirección de Kazan, interpretaba a un sacerdote católico que influía en Terry Malloy (Marlon Brando) para testificar contra el mafioso Johnny Friendly (Lee J. Cobb). Por este trabajoobtiene una nueva nominación al Oscar. Le seguiría «Baby Doll» (1956), donde interpretaba a un ardiente marido, frustrado por una esposa casi adolescente.

    Aunque con la nariz rota resultaba complicado que le ofrecieran un protagonista, Karl Malden comienza a interpretar grandes papeles.Es su época más prolífica, con títulos como «Bombarderos B-52», «Fear Strikes Out» (1957), «El árbol del ahorcado» (1959), de Delmer Daves, «Pollyanna» (1960), «El gran impostor» (1960), «El hombre de Alcatraz» (1962), «El rostro impenetrable» (1961), dirigida por su amigo Marlon Brando, «Parrish» (1961), de nuevo a las órdenes de Delmer Daves, «La conquista del Oeste» (1962), «Su propio infierno» y «El hombre de Alcatraz», ambas de 1962, dirigidas por John Frankenheimer, «El gran combate» (1964), de John Ford, «El rey del juego» («The Cincinnati Kid», 1965)…
    A la vez no abandona el teatro y comienza a aparecer en series de televisión. A finales de los 60 viaja a Europa, rodando «Un cerebro de un billón de dólares» a las ódenes del británico Ken Russell en 1967″Infierno en Río», de Silvio Narizzano (1968) o «El gato de 9 colas» del italiano Dario Argento (1971).
    En 1970 interpreta al general Omar Bradley en «Patton». El general aún vivía y asesoró en el rodaje sobre cuestiones históricas. Le seguirán «Dos hombres contra el Oeste» (1971) de Blake Edwards y en España «Un verano para matar» (1971), de Antonio Isasi Isasmendi. Pero en los 70 Karl Malden encuentra una nueva edad de oro como protagonista de series de televisión.

    Así, tras años de trabajo en cine y en teatro, en 1972, el productor Quinn Martin propuso a Malden el papel de teniente Mike Stone en «Las calles de San Francisco». Aunque originariamente fue una película para la televisión, la cadena ABC pronto la convirtió en una serie. Para interpretar a su joven compañero, el inspector Steve Keller, se escogió al entonces desconocido Michael Douglas.

    En «Las calles de San Francisco», Malden interpretaba un veterano policía con más de veinte años de experiencia al que se le asignan como compañero a un joven oficial graduado recientemente. En su primera temporada, fue un éxito y supuso la respuesta de ABC a otras series de éxito de los setenta como «Hawaii 5-O», «Ironside», «Kojak», «McMillan y su esposa» y «La mujer policía».

    En 1979 regresa al cine para aparecer en «Más allá del Poseidón», filme de catástrofes que dirigió el mayor artífice del género en los 70, Irvin Allen. Ese mismo año reincide en el género con «Meteoro» de Ronald Neame, y en 1982 aparece en «El golpe 2», de Jeremy Paul Kagan. En 1988 Karl Malden es elegido Presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, cargo que ejerce durante cinco años. Su úiltima aparición en el cine fue en la película de Martin Ritt «Nutts» («Loca»), junto a Barbra Streisand. Era 1987.

    El actor fue el principal defensor de la entrega del Óscar de Honor en 1999 al director Elia Kazan, galardón que levantó una enorme controversia en Hollywood porque Kazan delató a sus compañeros durante la Caza de Brujas de los años cincuenta. «Siempre he mirado su trabajo, no su ideología política», declaró por entonces Malden. .
    Malden dirigió ena película en 1957, un drama bélico titulado «Time limit», que protagonizaron Richard Widmark y Richard Basehart. En 1959 fue él quién finalizó el rodaje de «El árbol del ahorcado», aunque nunca quiso figurar en los créditos como codirector junto a Delmer Daves.
    Karl Malden falleció a los 97 años en su casa de Brentwood, Los Angeles, el 1 de julio de 2009, rodeado de su familia, por causas naturales. Su inteligencia y observación, combinadas con la observación rigurosa del Método, hicieron de Malden uno de los intérpretes más sólidos de Hollywood y un secundario imprescindible para los mejores directores. Inteligente y versátil, xsus trabajos destilaban estoicismo y gravedad con una depurada técnica interpretativa.