El actual, Gilles Jacob, cederá la presidencia del célebre certamen francés a partir del 1 de julio

El relevo de poderes se efectuará a partir del 1 de julio, y Gilles Jacob presidirá aún la 67ª edición del festival, del 14 al 25 de mayo de 2014. Thierry Frémaux se mantiene en sus funciones de delegado general, esperando así saber cómo funcionará su futuro binomio junto a Pierre Lescure, particularmente en el ámbito de la selección de películas.
Nacido en 1945, Pierre Lescure debutó como periodista en la radio en 1965. Convertido rápidamente en presentador y responsable de contenido, pasa en 1972 a la televisión, en donde presenta durante dos años los informativos. Tras otro paso por la radio como redactor jefe adjunto de RMC y director de programas de Europa 1, vuelve a la pequeña pantalla, inventa el programa «Les enfants du rock» y es nombrado director de programas de Antenne 2.
En 1984, se apunta al comienzo de la aventura de una nueva cadena cuyo destino está estrechamente ligada a la financiación del cine francés: Canal+. Primero director, después director general en 1986, Pierre Lescure accede a los mandos en 1996. Convertido en 2000 en codirector general de Vivendi Universal tras la fusión de Vivendi y Seagram, es despedido brutalmente en 2002 por Jean-Marie Messier (que fracasará poco después).
Estos diez últimos años, Pierre Lescure ha alternado actividades televisivas, teatrales (dirección y programación del Théâtre Marigny) y económicas (administrador en Havas et Nagra, miembro del consejo de supervisión del grupo Lagardère). Tras la petición del presidente de Francia, ha entregado el año pasado un dossier bautizado como Contribuciones a las políticas culturales en la era numérica, y también ha presidido a título excepcional los Encuentros de Dijon 2013 organizados por ARP (la Asociación Civil de Autores, Directores y Productores). En tal ocasión, había subrayado notablemente la necesidad de reformar el sistema francés: «No se recortará para adaptarse al big-bang en marcha. La máquina del cine necesita tiempo. Nada será más peligroso que tener que adaptarse por emergencia».