Se trata de una edulcorada comedia romántica que protagonizan Ana de Armas y Martiño Rivas

La película busca responder a la cuestión sobre si puede un puñado de besos cambiar la vida de alguien para siempre, es una adaptación de la novela de Jodi Sierra i Fabra, «Un poco de abril, algo de mayo y todo septiembre», según ha recordado el director, al tiempo que ha asegurado que le gustó la historia de amor que cuenta el libro y quiso llevarla al cine. No obstante, ha dicho que, aunque la cinta le permite sacar su lado más romántico, él no cree en el amor, pero va a «emocionar tanto a los que no creen como para los que sí».
La película cuenta la historia de una chica llamada Sol que tiene que rehacer su vida y decide hacerlo emprendiendo una historia de amor, pero es seropositiva. Pone un anuncio para buscar al chico ideal, que también lo sea, se citan y, desde el primer momento, se enamoran, iniciando un intenso romance marcado por las ganas de vivir de ella y las mentiras de él, que esconde un secreto que puede hacer añicos las ilusiones de Sol.
David Menkes, que ha estado acompañado en rueda de prensa por los actores Ana de Armas, Martiño Rivas, Megan Montaner, Andrea Duro, Joel Bosqued, Alejandra Onieva, y el autor de la novela basada en la película, Jordi Sierra i Fabra, ha asegurado que no le gusta desvelar muchos detalles de la película, que se estrenará el próximo 16 de mayo, porque «guarda muchos misterios». El director considera que es una cinta «actual que recupera las cartas de amor, los portales, los besos y donde las tecnologías no cabían». «Es una imagen de un primer amor», ha sentenciado.
«Cuando me llamó David Menkes me puse muy contento porque ya pensaba que me iría sin haber visto nunca una novela mía llevada al cine”, ha reconocido Sierra i Fabra que ve la traslación de una de sus novelas a la gran pantalla casi un hecho natural, «pues en todos los artículos o entrevistas que me han hecho sobre mis libros, y cuyos recortes guardo en dos baúles, siempre decían, ‘esto es un guión de cine’, pero, hasta esta película, nunca se había cumplido, pese a que cineastas como Imanol Uribe o mayor como la Disney han comprado los derechos de algunas de mis novelas”.
La película es una historia que trata sobre la complejidad de las relaciones humanas y sobre el impacto del amor en una persona y sus consecuencias tanto para la pareja protagonista como para sus amigos y familias. Pero también sobre la enfermedad como límite para desarrollar la capacidad de amar, que se podría definir como un musical del Hollywood de los 50 pero sin canciones ni números musicales.
El actor Martiño Rivas (hijo del escritor Manuel Rivas, amigo de Sierra y Fabra) ha señalado que su personaje «comete algo muy reprochable», mientras que Ana de Armas, por su parte, ha dicho que el suyo desde el primer momento es «el más transparente: se le nota demasiado qué quiere, con qué sueña, persigue y qué espera recibir de la vida». Y ha añadido: «Puede parecer una chica extremadamente romántica, y hoy en día no es lo que se ve, pero cuenta esta historia desde en punto de vista muy positivo y con mucha luz, cuando acepta la enfermedad y sigue adelante y no en el momento en el que personaje se entera de la enfermedad , se rompe, sufre y se deprime».
Ambos actores han asegurado que ha facilitado mucho el trabajo el hecho de que ya se conocían y habían trabajado juntos antes en televisión. Al respecto, Ana de Armas ha dicho que fue «especial» el reencuentro y ha comentado que cuando el director le preguntó con quién le apetecía trabajar, no tuvo duda y le propuso que fuera Martiño Rivas.