LA DIRECTORA JAPONESA NAOMI KAWASE Y EL CINE MEXICANO SERÁN OBJETO DE AMPLIAS RETROSPECTIVAS

La cineasta (y videasta) Naomi Kawase, nacida en Nara, Japón en 1969, será objeto de una amplia retrospectiva de la 9ª edición del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Naomi Kawase se cuenta entre aquéllos cineastas que alternan la ficción (cuatro largometrajes en 35 mm.) y la no-ficción bajo la forma del libro de notas o el diario íntimo (en Súper 8 y vídeo). Si hubiera que definir su trabajo de forma breve, podría decirse que sus imágenes tienen siempre la cualidad de un alumbramiento, de un nacer para el mundo no exento de una profunda melancolía. Radicalmente personal en todos y cada uno de sus proyectos, se trata, probablemente, de una de las cineastas más originales e influyentes del momento. El ciclo fue acordado con la propia directora y los responsables del departamento de Programación de nuestro festival días antes de que recibiera el Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes con su último trabajo, «El bosque del luto”. El proyecto, se completará con la edición de un libro a cargo del escritor especialista en el cine de la joven directora, José Manuel López, miembro del staff directivo de la revista franco española Cahiers du Cinéma.

Otra de las retrospectivas del Festival de Las Palmas de Gran Canaria llevará el título de «Cineastas frente al espejo. El cine autobiográfico”. Este espacio, de carácter transversal, recupera diferentes estrategias intelectuales mediante las cuales el cine moderno introduce el «yo” del cineasta como elemento central de la trama o del discurso de una película, convirtiendo la pantalla en un auténtico espejo de las obsesiones y conflictos internos del autor. El ciclo recogerá títulos de Jonas Mekas, Alan Berliner, Albertina Carri y Jonathan Caouette, entre otros. La propuesta se complementará con la edición de un volumen coordinado por el crítico y profesor canario Gregorio Gutiérrez en el que participarán reputadas firmas internacionales como Alain Bergala, Antonio Weinrichter, Alberto Elena o Carlos Losilla, entre otros.

Direc Cinema constituirá una retrospectiva de carácter histórico acerca de uno de los movimientos cinematográficos más influyentes de la posguerra en los Estados Unidos a través de la cual el Festival dará un amplio y pormenorizado repaso a la obra de decenas de cineastas que militaron abierta o veladamente en esta escuela de raíz documentalista que contribuyó, no sólo a cambiar la faz del cine norteamericano durante la década de los sesenta, sino a poner en solfa un sistema político sembrado de brutales contradicciones. Entre los nombres que se barajan para esta muestra figuran Richard Leacock, David y Albert Maysles, D. A. Pennebaker, John Cassavetes, Frederick Wiseman. El ciclo también contará con un libro, coordinado por María Luisa Ortega, que recogerá la evolución histórica de este movimiento y su influencia en el cine de nuestros días.

El éxito que, desde hace algunos años, se han granjeado los últimos cineastas mexicanos en los certámenes más prestigiosos del mundo (Cannes, Venecia, Berlín, Toronto, Karlovy Vary…), coronado por el apoteósico recibimiento en el pasado festival de Cannes de «Luz silenciosa”, de Carlos Reygadas, de inminente estreno en las pantallas españolas, constituye, sin duda alguna, un síntoma de la buena salud de la que goza actualmente esta singular cinematografía. Así pues, y continuando con la tradición de consagrar un espacio a los cines nacionales en respuesta a los efectos devastadores derivados de la globalización cultural, esta 9ª edición del Festival de Las Palmas de Gran Canaria dedicará una amplia retrospectiva con la que se invitará al espectador a revisar el cine más innovador y combativo que hoy se produce en México, firmado por talentos de la talla de Amat Escalante, Juan Carlos Rulfo, Celso García, Julián Hernández o el propio Reygadas.

Como complemento a esta visión del más innovador cine mexicano, se dedicará un ciclo al veterano Jaime Humberto Hermosillo, uno de los grandes nombres del cine azteca. Autor de largometrajes tan emblemáticos en la moderna cinematografía mexicana como «María de mi corazón” (1979), «Doña Herlinda y su hijo” (1984), la comedia más abiertamente gay de los años ochenta, o «La tarea” (1990), Jaime Humberto Hermosillo constituye una referencia ineludible a la hora de hacer un balance objetivo del cine de autor centroamericano de la década de los ochenta y noventa. El Festival de Las Palmas de Gran Canaria ofrecerá un ciclo con algunos de sus títulos más representativos y algunos de sus trabajos experimentales realizados a lo largo de los últimos cinco años.

Dolly Shot (Travelín) es el término que se usa para definir un plano conseguido por medio del desplazamiento de la cámara montada sobre ruedas. Los artistas en Dolly Shot (Travelín) han extraído el material de su realidad—las películas y los informativos—y lo han manipulado a fin de revelar su capacidad para comunicar y dar forma a la realidad. Bien sea mediante el uso de la repetición, la compresión, el borrado o los bucles, su manipulación activa del medio en el que trabajan recuerda la importancia que Richard Serra concediera a la acción en 1968, cuando publicó su Lista de Verbos, una enumeración de acciones que un escultor podía usar para crear escultura: enrollar, arrugar, plegar, cortar, etc. Dolly Shot (Travelín) explora la experiencia intrínseca al acto de ver cine—la transición que va de la vigilia a un estado semejante al sueño—así como sus implicaciones más obscuras y voyeurísticas.

La sección Déjá vu estará dedicada, como todos los años, a remover la memoria del cine desde la misma perspectiva con la que contemplamos los apartados restantes, es decir, desde la óptica de la experimentación. Por las razones que todos conocemos este año la sección incluirá títulos de Bergman, Antonioni y Edward Yang. Además se verá también algún título del cántabro Paulino Viota, representativo de cierta modernidad semi olvidada que también se vio en nuestro país.

Las retrospectivas del Festival de Las Palmas de Gran Canaria se completarán con la tercera entrega de Novísimos USA, una iniciativa que consiste en aglutinar en un ciclo de diez o doce títulos los trabajos realizados por algunos de los cineastas independientes norteamericanos más interesantes del momento. Desde su inclusión en la séptima edición del festival, este espacio se ha convertido en visita obligatoria para quienes estén interesados en conocer cómo el cine independiente USA se reinventa a sí mismo a pesar de las etiquetas y de los intentos de asimilación por parte de la maquinaria de producción hollywoodiense.